Prevén que ley antiinmigrante provoque boicot a súper tazón

Por Pablo Tonini
Notimex

Miami.- Un grupo de inmigrantes de Estados Unidos desistió de llamar a un boicot al Súper Tazón XLII, al considerar que la entrada en vigor de una ley antiinmigrante ha ahuyentado de manera casi automática a los empleados para este importante evento.

El Súper Tazón de la Liga Nacional de Futbol (NFL), que este año se realizará el 3 de febrero próximo en Arizona, es el evento de un día de mayor proyección internacional del deporte estadunidense y representa una gran derrama económica para la ciudad que lo efectúa.

Una ley promovida por la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, que entró en vigor el 1 de enero pasado, obliga a los patrones a confirmar el status migratorio de sus trabajadores lo que ha causado el descontento de grupos como Migrantes Sin Fronteras (MSF).

Desde la aprobación de la ley por la legislatura estatal, en julio pasado, MSF llamó a un boicot al Súper Tazón y realizó varias protestas contra la medida, que entre otras cosas, niega la enseñanza a los indocumentados, básicamente mexicanos.

Pero en los últimos días, MSF cambió su estrategia y desistió de un paro laboral en la semana del Súper Tazón porque eso hubiera afectado a las familias de los inmigrantes y porque la aplicación de la ley denominada "Propuesta 300" ha comenzado a surtir efecto.

"Sabemos que los contratistas que van a hacer la limpieza tienen 400 plazas que no han sido llenadas porque hay temor y no hay personas que quieran hacer este trabajo durante el Súper Tazón", dijo a Notimex vía telefónica desde Phoenix, Elías Bermúdez, dirigente de MSF.

"Los organizadores del Súper Bowl van a tener dos contratiempos, el primero es la ley estatal y el segundo es que como es un evento internacional la seguridad va a ser muy fuerte y los indocumentados no se van a arriesgar a pasar un sistema de seguridad especial", dijo.

"Entonces no era necesario un paro laboral cuando éste va a suceder casi automáticamente y va a ser limitado el grupo de personas disponibles", agregó el activista de origen mexicano.

Bermúdez afirmó que 15 por ciento de la fuerza laboral de Arizona es indocumentada y se emplea básicamente en la construcción y los servicios como restaurantes y hoteles que serán claves en el desempeño de ciudades anfitrionas del juego como Phoenix y Glendale.

Agregó que se construyeron seis hoteles en la zona del estadio de la Universidad de Phoenix que albergará la final de la NFL, pero van a necesitar recamareras y cocineros y "la gente tiene miedo de ir a sus trabajos".

Bermúdez indicó que Arizona, estado vecino de México, tiene alrededor de un millón de indocumentados y la nueva ley está afectando a todas las industrias.

La incertidumbre por la entrada en vigor de la ley ha obligado a unos 50 mil indocumentados a mudarse a otros estados y ante la posibilidad de que las redadas aumenten por la seguridad que atrae el Supertazón.

Esto aunado a datos del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) que indican que uno de los alguaciles más intolerantes de Estados Unidos se encuentra precisamente en Arizona, Joe Arpaio.

En contraste Mirna Pineda vocera para medios hispanos del Comité Anfitrión del Súper Tazón dijo desconocer que los organizadores del evento tengan problemas en la contratación de personal y aseguró que unos diez mil voluntarios han comenzado ya su entrenamiento.

Según Pineda, mexicana de origen y que tiene un programa de radio en Phoenix, hay una mala interpre

You must be logged in to post a comment Login