Chertoff anuncia nuevas reglas para licencias de conducir

El secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, Michael Chertoff, anunció que las nuevas reglas para la expedición de licencias de conducir en el país impedirán que los indocumentados adquieran el documento.

Al anunciar a la prensa la publicación de la reglas finales para la expedición del nuevo documento, Chertoff calificó la acción como "un gran paso para impedir que los indocumentados obtengan licencias de conducir".

Las nuevas licencias de conducir, que se comenzarán a expedir en diciembre de 2009, serán imposibles de falsificar e incluirán códigos de información personal como identidad y ciudadanía o estatus legal migratorio del portador.

El nuevo documento se expedirá con base en las provisiones de la ley de 2005 conocida como REAL ID para el establecimiento de normas nacionales en el otorgamiento de licencias, uno de los principales documentos de identidad personal en el país.

Los nuevos requerimientos imposibilitarán también que aquellas personas que se encuentren en el país con visas expiradas puedan obtener el documento, además de cerrar los vacíos legales que han permitido a personas obtener más de un licencia en diferentes estados.

Chertoff desestimó los temores de que el nuevo documento vaya a significar una mayor intrusión del gobierno en la privacidad de los estadunidenses.

"No vamos a tener una base nacional de datos. El Real ID no requerirá a los estados empezar a colectar información adicional de los solicitantes", dijo.

La Ley Real ID fue aprobada en 2005 como respuesta del Congreso a la revelación de que algunos de los secuestradores de los aviones usados en los atentados del 11 de septiembre de 2001 utilizaron licencias de conducir, a pesar de encontrarse ilegalmente en el país.

Bajo las nuevas reglas las personas que busquen obtener una licencia de conducir, deberán presentar documentos que prueben que se encuentran en el país de manera legal, mientras que los estados deberán verificar que los documentos presentados son legítimos.

Además las nuevas licencias deberán incorporar elementos estándar, con los cuales se pretende dificultar su falsificación.

De igual forma, con el fin de evitar la posibilidad de quienes sean rechazados en una oficina acudan a otra a efectuar el trámite, los estados serán requeridos a tomar fotos de los solicitantes.

Chertoff dijo que las nuevas regulaciones afectarán primordialmente a tres categorías de individuos.

"Terroristas y gente que quiere abordar aviones y entrar a edificios federales. Inmigrantes ilegales que quieren trabajar en este país pretendiendo ser ciudadanos estadunidenses y defraudadores. Los vamos a desilusionar", dijo.

La ley representará un inconveniente para aquellos residentes temporales, ya que las licencias tendrán la misma duración que sus visas, particularmente en los casos de quienes tienen que renovar dicho documento cada año.

Los estados tienen hasta mayo de este año para la aplicación de la nueva ley o declinar, en cuyo caso sus residentes no podrán ingresar a edificios públicos federales donde se requiera identificación, y tendrán dificultades para abordar aviones comerciales.

Para Chertoff la negativa de los estados para observar la nueva ley los llevará además a convertirse "en imanes para la migración ilegal", porque serán vistos como un camino para obtener una identificación para trabajar y vivir en el país.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login