Descartan Síndrome de Estocolmo en ex rehenes de las FARC

Por Edelmiro Franco
Notimex

Bogotá.- La Fundación País Libre descartó que Clara Rojas y Consuelo González, liberadas la víspera por las FARC, padezcan el Síndrome de Estocolmo, estado psicológico donde la víctima de un plagio establece una complicidad con el secuestrador.

La psicóloga clínica de esa fundación colombiana, Darís Lucía Nieto, aseveró a Notimex que "no tenemos elementos que puedan indicar que las señoras Clara y Consuelo hayan salido con el Síndrome de Estocolmo, por el momento es muy difícil afirmar que lo tienen".

Indicó que las manifestaciones de afecto de Rojas y González hacia los guerrilleros de las FARC al momento de la liberación, en la selva colombiana, "no se pueden interpretar como una complicidad entre rehenes y captores".

Nieto, magíster en psicología clínica y de familia, consideró que "los abrazos y besos entre secuestradas y captores se deben interpretar como un gesto de agradecimiento por tenerlas con vida, pero no de complicidad".

Rojas y González se despidieron la víspera con afecto de los guerrilleros de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que las entregaron a una misión humanitaria encabezada por el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Ambas fueron sacadas de la selva en un helicóptero y luego trasladadas a la localidad venezolana de Santo Domingo, desde donde viajaron a Caracas y donde se encuentran descansando en la actualidad junto a sus familias.

La experta de la Fundación País Libre, una entidad especializada en el monitoreo del secuestro en Colombia, acotó que el Síndrome de Estocolmo es un estado psicológico donde la víctima de un plagio desarrolla una relación de complicidad con su secuestrador.

Detalló que los secuestrados que padecen este síndrome entran a asimilar las conductas y doctrinas de sus captores, lo que en el caso de Rojas y González no se ha hecho manifiesto desde que dejaron a los guerrilleros, la víspera, tras varios años de plagio.

El síndrome recibió su nombre en 1973, cuando un grupo de delincuentes asaltó el banco Kreditbanken en Estocolmo (Suecia) y, tras seis días atrincherados, varios de los rehenes se besaban con sus captores, a quienes posteriormente apoyaron y defendieron.

Nieto puntualizó que "hasta el momento" no hay manifestaciones explicitas e implícitas que muestren que las dos liberadas apoyan al grupo rebelde, el cual secuestró a González en 2001 y a Rojas en 2002.

Acotó que la relación sentimental que sostuvo Rojas con uno de sus captores, fruto de la cual nació Emmanuel, quien fue alejado de su madre a los ocho meses de edad y que está internado en una entidad estatal, "tampoco se puede considerar como Síndrome de Estocolmo".

"Aún no sabemos en detalle cómo se dio esa relación, en qué condiciones, qué ha pasado entre la pareja, no sabemos lo que piensa de todo esto Clara Rojas", apuntó la experta colombiana.

Agregó que la relación de la ex candidata a la vicepresidencia de Colombia con un guerrillero de las FARC que la custodiaba "forma parte de una intimidad de Clara que hay que respetar".

"En este momento, más que estar pensando en conocer detalles de la intimidad de Clara y Consuelo para establecer si hubo o no complicidad, hay que iniciar un proceso de ayuda con profesionales para que se adapten nuevamente a la cotidianidad", argumentó.

Explicó que cuando los secuestrados recuperan la libertad "se necesita ti

You must be logged in to post a comment Login