Encadenaron un mes a Clara Rojas por intentar fugarse con Betancourt

Bogotá.- Clara Rojas relató que fue encadenada junto a Ingrid Betancourt un mes por sus captores, quienes las amenazaron con un tigre ensangrentado, culebras y tarántulas tras un fracasado intento de fuga en sus dos primeros meses de cautiverio.

"Tuvimos cadenas cuando estuve con Ingrid, porque en algún momento nos intentamos escapar y nos encadenaron durante un mes, 15 días estuvimos las 24 horas con un pie amarrado a un árbol", contó Rojas a la emisora W radio.

Explicó que los otros 15 días de su cautiverio, las encadenaron sólo en las noches, pero los guerrilleros para amenazarlas les llevaron un "enorme tigre ensangrentado, como para decirnos: Miren el peligro que tienen si vuelven a escapar".

"Nos traen animales de lo peor, las tarántulas nos aparecen y uno no sabe si es que aparecen espontáneamente o es que las traen para asustarnos, nos traen las culebras, los bichos a los que uno les tiene pánico, tigres enormes, eso es bárbaro", anotó.

Rojas, quien fue liberada la víspera por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), señaló que los rebeldes les llevaron libros con historias de gente perdida en la selva para que tuvieran claro los peligros que corre una persona en esa situación.

Recordó que desde el primer día que fueron secuestradas en el sur de Colombia, el 23 de febrero de 2002, ella y Betancourt empezaron a pensar en las posibilidades que tenían para una fuga.

Al momento de su secuestro, Betancourt llevaba a cabo una campaña política para buscar la Presidencia de Colombia, con Rojas como su compañera de fórmula como abanderadas del movimiento Oxígeno Verde.

En las primeras noches de cautiverio, Rojas y Betancourt planeaban la fuga, hasta que se decidieron y salieron del campamento, pero fallaron en el primer intento.

"Tenemos que escapar -pensábamos- y lo vamos hacer en la primera oportunidad, pero no tuvimos suerte. Una decía tomemos el camino por aquí, la otra decía no, por este otro lado, y no pudimos salir del primer círculo de seguridad", rememoró la política colombiana.

Rojas, quien fue liberada la víspera por el grupo rebelde junto con la ex legisladora Consuelo González en un gesto unilateral, aseguró que si la fuga se hubiera concretado, el secuestro habría durado dos o tres meses.

La ex rehén de las FARC admitió que después no fueron encadenadas, lo que sí ocurre con los 33 soldados y policías que permanecen en cautiverio.

Las FARC mantienen en su poder a 43 secuestrados, entre soldados, policías, políticos y tres agentes de Estados Unidos, que los rebeldes pretenden canjear por unos 500 guerrilleros en prisión.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login