Fallece Pepín Bello, el último superviviente de la Generación del 27.

Madrid.- El último superviviente del famoso grupo de amigos de la Generación del 27 que encabezaron Dalí, Lorca y Buñuel, Pepín Bello, falleció mientras dormía, a consecuencia de un paro cardíaco, informaron sus familiares.

Pepín Bello, quien falleció a los 103 años de edad, era presidente de honor de la Asociación de Amigos de la Residencia de Estudiantes y había sido amigo del escritor Federico García Lorca, el director de cine Luis Buñuel y el pintor Salvador Dalí.

Según informó Severiano Bello, sobrino del escritor y editor, la capilla ardiente se abrirá a las 16:00 horas local (15:00 GMT) en el tanatorio de la M-30 de Madrid, y será enterrado este sábado en el madrileño cementerio de la Almudena.

Bello, quien nunca se casó ni tuvo hijos, ha sido considerado como el "gran catalizador" del grupo cultural de la Generación del 27, y ha fallecido mientras dormía "como él quería", según han revelado sus familiares.

De acuerdo con la familia de este último representante de la Edad de Plata, Pepín no tenía enfermedad alguna y su única "pega" eran los 103 años que tenía, por lo que la muerte se produjo por "agotamiento".

José Bello Lasierra (1904, Huesca), mejor conocido como "Pepín", ingresó en 1915 en la sección infantil de la Residencia de Estudiantes de Madrid. Luego, en 1921 entró en la sección universitaria, donde coincidió y cultivó una intensa amistad con Buñuel, García Lorca y Dalí.

Pese a la inexistencia de legado artístico alguno, a Bello se le atribuye haber inspirado muchas de las imágenes surrealistas de Lorca, Buñuel (se inspiró en él para su película "Un perro andaluz") y Dalí.

Así como las representaciones oníricas denominadas "putrefactos" o "carnuzos", utilizados por Dalí y Buñuel. Se le atribuye también la creación de los anáglifos, es decir, superposición de dos imágenes que producen una impresión de relieve.

Bello escribió sus memorias en el libro "Conversaciones con José Pepín Bello", fruto de 40 horas de entrevista con los periodistas y poetas David Castillo y Marc Sardá, quienes fueron los que lo definieron como "el gran catalizador" de aquella generación.

El pasado mes de mayo, Bello acudió a la Residencia de Estudiantes, en uno de sus últimos actos públicos, para la presentación del libro "Ola Pepín", que lleva como título el encabezamiento de las cartas que Dalí enviaba a Pepín.

Entre los galardones que recibió destacan la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio en 2001 y la Medalla al Mérito en las Bellas Artes en 2004.

La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, señaló que con Pepín Bello se pierde "al amigo de todos, la memoria oral de la Edad de Plata y de la gran cultura española del siglo XX".

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login