Falta de fondos frenan iniciativas anti-inmigrantes en California y Arizona

San Diego.- La falta de presupuesto y una férrea oposición mantienen sin sustento dos iniciativas anti-inmigrantes que buscan marcar las actas de nacimiento y negar la ciudadanía a bebés de personas indocumentadas en California y Arizona.

La primera propuesta para marcar el acta de nacimiento de los bebés de los indocumentados fracasó en California, porque uno de sus autores admitió que carecen de los recursos para una campaña que ayude a reunir las 434 mil firmas necesarias para avalarla.

Tom Hilton, uno de los dos autores de la propuesta en California, el otro es Tony Doltz, calculó este viernes que una campaña de ese tipo costaría un dólar y medio por cada firma que se pudiera conseguir.

La propuesta de Hilton y Dolz estaba en revisión de la Oficina de Análisis Legislativo para calcular un impacto en presupuesto, de aprobarse, y en la Procuraduría General del estado para observar que se apegara a las leyes.

Según el resultado que la propuesta tuviera en ambos análisis, sería entregada a la Secretaría de Estado de California, la cual fijaría un plazo para la entrega de 434 mil firmas de electores empadronados que la apoyaran, como requisito para llevarla a referendo.

Hilton y Dolz informaron que insistirán e intentarán llevar su iniciativa a referendo en 2010.

La medida proponía dar a los bebés de indocumentados nacidos en California actas de nacimiento distintas a las regulares y que el estado negara todo tipo de servicios a los niños con esos documentos y a sus padres cuando tramitaran servicios para los menores.

En Arizona, el legislador estatal Russell Pearce encabeza una campaña para una iniciativa que de aprobarse negaría la ciudadanía estadunidense a los bebés de indocumentados nacidos en ese estado.

La propuesta contradiría la 14 enmienda constitucional, pero el legislador republicano ha declarado en varias ocasiones que un debate sobre su constitucionalidad llevaría la iniciativa, mediante demandas y apelaciones, a la Corte Suprema de Justicia.

La asociación de hospitales de Arizona y las instituciones que tramitan las actas de nacimiento, en tanto, se oponen a la propuesta.

Según Pearce, los bebés sirven como "anclas" a los indocumentados para permanecer en el país y su condición migratoria equivaldría a que, aún dentro de Estados Unidos, estuvieran regidos por gobiernos extranjeros.

La asociación de profesionales de la Salud y Hospitales de Arizona rechazó por segunda ocasión la propuesta y advirtió que tan sólo la campaña pone en riesgo a madres de familia que se abstendrían de buscar cuidado prenatal adecuado.

"No queremos madres embarazadas que se queden sin recibir atención prenatal por miedo a que se les vayan a hacer preguntas sobre sus posibilidades de permanecer en el país", dijo a la prensa el presidente de dicha asociación John Rivers.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login