Federer busca en Melbourne su decimotercer Grand Slam

MELBOURNE, Australia (AFP) – El número uno mundial Roger Federer intentará ganar su decimotercer torneo de Grand Slam en el Abierto de Australia, que arranca el lunes en Melbourne, con una preparación reducida a su mínima expresión por un virus gástrico.

El suizo, que no se ha visto importunado por problemas físicos desde su ascenso al más alto nivel -no ha faltado a un Grand Slam desde hace ocho años-, tuvo que renunciar al torneo de exhibición de Kooyong, la única competición que había inscrito en su programa de comienzos de temporada.

Federer retomó la raqueta el jueves y aseguró que estará al 100% la próxima semana, pero no habrá podido acostumbrarse a la ‘Plexicushion’, la nueva superficie instalada en las pistas de Melbourne Park en lugar de la criticada ‘Rebound Ace’.

No se sabrá si la enfermedad ha dejado huella en el primer favorito hasta después de su partido de primera ronda contra el argentino Diego Hartfield, un rival a quien derrotó en la primera ronda de Roland Garros en 2006, o hasta después de su segundo partido, posiblemente ante Fabrice Santoro, el veterano francés que establecerá un nuevo récord en Grand Slam con 62 participaciones.

El suizo, de 26 años, busca también entrar en la historia, pero en otra dimensión. Federer se instalará en la cumbre si logra batir el récord de 14 títulos de Grand Slam del estadounidense Pete Sampras.

Para ello será suficiente con mantener el ritmo infernal de las dos últimas temporadas, cerradas con victorias en Australia, Wimbledon y US Open.

Admitiendo que el famoso virus sólo ha sido un contratiempo sin consecuencias, el inamovible número uno mundial desde hace cuatro años será de nuevo el máximo favorito para sumar su cuarta victoria en Melbourne después de 2004, 2006 y 2007, más aún cuando dos de sus tres rivales más evidentes no parecen en su mejor momento de forma.

David Nalbandian, el argentino que sorprendió este otoño (boreal) derrotando dos veces a Federer en su camino a la victoria en los Masters de Madrid y París-Bercy, renunció también a Kooyong a causa de una lesión en la espalda, la última de una larga serie de molestias físicas.

Rafael Nadal no se ha quejado del pie que le atormenta desde hace meses, pero sufrió una derrota inquietante en la final del torneo de Madrás (6-0, 6-1) contra el ruso Mikhail Youzhny. De todas formas, el español no ha demostrado que puede ser una amenaza para Federer en las pistas duras.

Es Novak Djokovic, protagonista de la escalada más impresionante en 2007, de la decimosexta a la tercera plaza mundial, quien figura como ‘outsider’.

El joven serbio de 20 años ha demostrado ya que tiene tenis para batir a Federer dominanándole este verano (boreal) en Montreal, e incluso en las dos primeras mangas del US Open, perdidas finalmente después de desperdiciar siete bolas de set. Sólo le queda adquirir la solidez mental que le permitirá imponerse al maestro suizo en una gran final, un asunto delicado.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login