“Gesto simbólico” de las FARC en las liberación de rehenes

Por Martha Trujillo
Notimex

Bogotá.- La liberación de la abogada Clara Rojas y la ex legisladora Consuelo González fue un "acto simbólico" de las rebeldes FARC para apoyar al presidente venezolano Hugo Chávez y conseguir reconocimiento político, afirmó el experto Carlos Salgado.

En declaraciones a Notimex, el director de la Fundación Planeta Paz dijo que "con la liberación de Clara, las FARC quieren reafirmar que hubieran estado dispuestas a avanzar con Chávez para el regreso de todos los rehenes".

Una operación realizada el jueves, la cual fue operada por Venezuela, autorizada por Colombia y ejecutada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), rescató sin percances a las rehenes, a quienes las FARC habían prometido entregar a Chávez.

La liberación fue posible 10 días después que fracasó una primera misión, también encabezada por Chávez, y que se conociera que el hijo de Rojas, nacido en cautiverio y debía ser entregado, no estaba en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El gobierno colombiano reveló entonces que el pequeño Emmanuel estaba desde 2005 en custodia de las autoridades en Bogotá bajo el nombre de Juan David Gómez y no en manos del grupo insurgente, como afirmaron las FARC.

Salgado señaló además que la liberación de Rojas es un "acto simbólico" con el que las FARC, la mayor y más antigua guerrilla de América Latina, desean reconocer los esfuerzos que hizo Chávez para buscar una solución al drama de los secuestrados en Colombia.

El director de la Fundación Planeta Paz, que trabaja por la inclusión y el bienestar de los sectores sociales populares, consideró además que con este "gesto" la organización insurgente también busca un reconocimiento político en Colombia y el exterior.

"Es una especie de pase al toro que está dando la insurgencia, en el sentido de decir que está dispuesta al acuerdo humanitario, sólo si se le reconoce como actor político", indicó.

El analista sostuvo, por ello, que más allá de un gesto humanitario, la liberación de dos rehenes responde a una estrategia de las FARC para posicionarse como interlocutor ante el gobierno colombiano y reafirmar sus condiciones para negociar un acuerdo humanitario.

El grupo insurgente ha dejado en claro que sólo negociará la libertad del resto de los rehenes si el gobierno del presidente colombiano Alvaro Uribe Vélez retira el ejército de los poblados de Pradera y Florida, en el suroeste colombiano.

El Ejecutivo colombiano advirtió que la liberación de González y Rojas, quienes estaban en cautiverio desde 2001 y 2002 en forma respectiva, demostró que no hace falta un despeje militar para acordar las condiciones de un canje humanitario.

La guerrilla de las FARC mantiene en su poder a 44 secuestrados políticos, entre ellos la ex candidata a la Presidencia, Ingrid Betancourt, quien también tiene nacionalidad francesa, así como tres asesores militares estadunidenses.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login