Henin vuelve a Melbourne como superfavorita

MELBOURNE, Australia (AFP) – La belga Justine Henin regresa al Abierto de tenis de Australia, en Melbourne, primer torneo de Grand Slam de la temporada, que comienza el lunes, con el rango de superfavorita tras haber estado ausente en la edición anterior por motivos personales.

A comienzos de 2007, aún en pleno proceso de separación de su marido, Pierre Yves Hardenne, la liejense postergó su inicio de temporada, que después se reveló como una de las más fructíferas de su carrera con dos grandes títulos (Roland Garros y US Open), el Masters, y una gran ventaja de puntos sobre sus rivales en el ránking WTA.

Tras el aciago comienzo de año a nivel personal, Henin perdió después sólo cuatro de setenta partidos disputados, el último en semifinales de Wimbledon, para luego reinar de la misma manera que el suizo Roger Federer entre los hombres.

En Melbourne, Henin sólo se impuso una vez (en 2004) y después nunca pudo dar su verdadera talla. En 2005 ya estuvo ausente por una lesión y al año siguiente abandonó la final ante la francesa Mauresmo por una indisposición.

Esta vez, la tenista con siete títulos de Grand Slam en su palmarés llega en un buen momento físico y deportivo, comó lo demostró en Sidney derrotando a dos de sus grandes rivales, la serbia Ana Ivanovic y la rusa Svetlana Kuznetsova, N.5 y N.2 mundiales, respectivamente.

Pero aunque Henin, invicta en sus últimos 28 partidos, es líder inalcanzable de la WTA, el grupo de perseguidoras es bastante denso, con una decena de pretendientes a alcanzar la final.

Por las características del torneo, enseguida se piensa en la defensora del título, la estadounidense Serena Williams, y en su hermana mayor Venus, que prepararon bien, aunque sin exigirse mucho, la prueba. La primera en la Copa Hopman, competición mixta sin gran relevancia deportiva, y la otra en el torneo de exhibición de Hong Kong, donde derrotó a otra favorita, la rusa Maria Sharapova.

La rusa, brillante finalista del Masters tras sufrir durante meses problemas en un hombro, es también una gran favorita aunque seguramente se encontrará en la segunda ronda con la reciente mamá Lindsay Davenport, “ogro de esa parte del tablero”.

La estadounidense, de 31 años, volvió a la competición sólo tres meses después de alumbrar a un varón en junio, tras lo cual ganó tres torneos y jugó la final de un cuarto, derrotando a otras estrellas como Jelena Jankovic, N.3 mundial, Daniela Hantuchova y Elena Dementieva, entre otras.

Aunque todavía no está entre las 32 primeras del mundo, sólo esto alcanza como para asustar a cualquiera.

Otras candidatas a tener en cuenta en el torneo que se jugará en Melbourne son la rusa Anna Chakvetadze y la checa Nicole Vaidisova.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login