Las ex rehenes de FARC pasan en Venezuela primera noche en libertad en años

CARACAS (AFP) – Las ex rehenes colombianas, Clara Rojas y Consuelo González, entregadas el jueves por la guerrilla de las FARC, pasaron en un hotel de Caracas junto a sus familiares la primera noche en libertad, tras un cautiverio de seis años.

Luego de ser recogidas en la selva del Guaviare (sureste de Colombia) por una comisión venezolana y del Comité Internacional de la Cruz Roja, las dos mujeres volaron a Venezuela y se reencontraron con sus familiares más cercanos en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas.

“Esto es como volver a vivir. A veces pienso que es un sueño”, dijo González, al tomar en brazos a su nieta de dos años, a quien no conocía.

Entre abrazos, besos y lágrimas, las dos familias se dirigieron de inmediato al palacio prsidencial de Miraflores, donde se reunieron con el presidente venezolano Hugo Chávez por cerca de una hora.

Clara Rojas y Consuelo González fueron luego al hotel cinco estrellas donde están alojados sus familiares desde el 27 de diciembre y pasaron allí su primera noche en libertad e intimidad.

Este viernes, las dos familias permanecían en sus habitaciones y ninguno de ellos bajó a tomar el desayuno, indicaron empleados del hotel a la AFP.

En el hotel se observaba escaso movimiento y los empleados se mostraban reacios a dar detalles sobre las liberadas, porque “son clientes protegidas”.

La prensa venezolana saludó la liberación de las dos mujeres con grandes titulares y fotos del encuentro con sus familiares. El diario oficialista Vea publicó en cambio en su primera página una gran foto del jefe de las FARC, Manuel Marulanda, con el siguiente titular: “Marulanda cumplió con Chávez”.

El presidente venezolano insiste desde hace varios meses en que su par colombiano Alvaro Uribe lo autorice a mantener una reunión con Marulanda, como instancia crucial para la liberación de más rehenes y el inicio de un proceso de paz.

La senadora colombiana Piedad Córdoba, quien acompañó a la misión que las recogió en el Guaviare, dijo la noche del jueves que Rojas y González pensaban ofrecer una conferencia de prensa este viernes, sin precisar la hora.

La noche del jueves, las dos liberadas conversaron telefónicamente con Uribe, quien además agradeció a Chávez su gestión eficaz.

Clara Rojas había contado a la radioemisora colombiana Caracol que para su liberación debieron caminar durante veinte días, y dijo que estaba “agotada” pues no había podido dormir bien.

Rojas dijo además que quiere regresar pronto a Bogotá para buscar a su hijo Emmanuel, de tres años y medio, nacido en cautiverio de una relación consentida con un guerrillero.

Las FARC habían prometido liberar a las dos políticas junto con Emmanuel, pero las autoridades colombianas descubrieron a fines de año que el niño no estaba en manos de la guerrilla sino en un albergue estatal en Bogotá.

Pruebas de ADN mostraron una alta probabilidad de que el pequeño fuese efectivamente el hijo de Rojas, y posteriormente las FARC confirmaron su identidad.

Rojas, de 44 años, había sido secuestrada en febrero de 2002 junto con la ex candidata a la vicepresidencia Ingrid Betancourt, de nacionalidad colombiana y francesa y quien fue su compañera de fórmula electoral.

En sus declaraciones a radios colombianas, Rojas dijo que fue separada de Betancourt hace tres años y le envió mensajes para que mantenga la fortaleza.

La ex legisladora González, de 57 años, era rehén de las FARC desde 2001. Estando en cautiverio falleció su esposo y nació su nieta.

You must be logged in to post a comment Login