Colom asume la presidencia de Guatemala

GUATEMALA (AFP) – Alvaro Colom, un ingeniero industrial reconvertido a la política, asume este lunes la presidencia de Guatemala con la promesa de crear un país "socialdemócrata con rostro maya".

Fueron precisamente los pueblos indígenas, que representan casi la mitad de los 13 millones de habitantes de Guatemala, los que le permitieron a Colom, quien ostenta además el cargo de sacerdote maya, ganar en 20 de los 22 departamentos del país.

Conocido como ‘gavilán’, su ‘Nahual’ maya, equivalente al signo del zodiaco occidental, Colom, de 56 años, buscará impulsar un gobierno "socialdemócrata" para que los pueblos autóctonos salgan de la pobreza, la marginación y discriminación a las que han estado sometidos desde hace siglos.

"Quiero decirle a la población que mi gobierno impulsará la equidad, la diversidad cultural y la tolerancia. En mi gabinete no hay racistas ni machistas. No importa quién gobierna, sino para quiénes y cómo se hace", afirmó Colom este domingo en una entrevista.

Con esas declaraciones, el futuro gobernante sale al paso de las críticas que le ha acarreado el nombrar sólo a una mujer y a un indígena en los 13 ministerios que integran su equipo de trabajo.

Además, sus detractores lo acusan de falta de liderazgo y de haber permitido en su partido -el mayor del país con 80.000 afiliados- la presencia de agentes del crimen organizado.

Incluso lo ven como un pelele de su impulsiva y enérgica esposa, Sandra Torres, quien, aseguran sus detractores, controla una facción del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Sus seguidores, sin embargo, refutan estas críticas porque ven en él a un líder que ha ido ganando experiencia tras dos intentos previos de llegar a la Presidencia, forjándose como político de raza tras sus experiencias como empresario y funcionario público.

La tendencia socialdemócrata de Colom levanta ampollas en una sociedad conservadora y un sistema económico del que sólo se benefician un puñado de poderosas familias, mientras más de la mitad de la población vive en la pobreza, sobre todo los 23 pueblos indígenas que conviven en esta nación.

Ni su pasado empresarial como directivo de la maquila, ni su paso por el Ministerio de Economía como viceministro, en 1991, en el gobierno de Jorge Serrano Elías, han logrado tranquilizar al empresariado local, inquieto por sus intenciones.

Sobre todo porque Colom ha declarado que pondrá fin a sus privilegios, como exoneraciones fiscales, bajos salarios, flexibilidad laboral, políticas de salvataje financiero, evasión fiscal y debilitamiento del sindicalismo.

También se ve con recelo la elección de Colom del prestigioso cardiólogo Rafael Espada como su vicepresidente, con el que comparte la misma inclinación por los temas sociales y el afán por mejorar el deplorable sistema de salud pública.

You must be logged in to post a comment Login