Gobierno y regiones retoman diálogo en Bolivia, pero mantienen diferencias

LA PAZ (AFP) – El presidente Evo Morales y nueve prefectos -entre ellos seis opositores- retoman el lunes un diálogo para desactivar la aguda crisis política en Bolivia, aunque mantienen sus hondas divergencias sobre la nueva Carta Magna y los gobiernos regionales autónomos.

El ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, confirmó en las últimas horas que “está ratificada la reunión este lunes” en la noche en el presidencial palacio Quemado en La Paz, una semana después de iniciado el acercamiento.

Morales y los gobernadores opositores de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija, Cochabamba y La Paz, así como los oficialistas de Oruro, Potosí y Chuquisaca, comenzaron hace una semana una fase de diálogo para buscar consensos sobre temas que han polarizado al país.

La administración de La Paz y los departamentos opositores mantienen divergencias profundas sobre la nueva Carta Magna, aprobada por el oficialismo en la Asamblea Constituyente sin debate ni consenso, mientras las regiones rebeldes (excepto La Paz) impulsan sus estatutos para conformar gobiernos territoriales autónomos.

Durante una semana, equipos técnicos del Poder Ejecutivo y las prefecturas han discutido en la sede de gobierno esos dos controversiales asuntos, además de ajustar una ley que reduce los presupuestos de las provincias para financiar una pensión vitalicia anual para todos los ancianos.

Sin embargo, el ministro Rada aseguró que a pesar de que afloraron diferencias “en ningún momento ha estado en riesgo el diálogo”. E incluso aseveró: “Así, poco a poco, se va construyendo el gran acuerdo nacional que ansiamos todos los bolivianos”.

El presidente Morales declaró este domingo a la emisora estatal Patria Nueva que cumplió con la misión que le encomendaron los prefectos opositores para que la directiva de la Asamblea Constituyente se abra a escuchar las quejas opositoras.

Esta apertura -aclaró- es para que se busque una compatibilización de artículos contrapuestos de la Constitución indígena y estatista y los estatutos autonómicos liberales.

Sin embargo, el gobernador de la pujante región de Santa Cruz, Rubén Costas, principal cabeza visible de la oposición política y empresarial, aseguró que sus proyectos de constituciones locales no serán concertados con el foro deliberativo.

“Los estatutos (autonómicos) no se van a modificar, los estatutos han sido aprobados por una asamblea preautonómica de diputados, senadores, consejeros de todos los municipios, representantes de nuestros pueblos indígenas”, afirmó el opositor de derecha Costas.

Aunque el presidente Morales insistió en que si hay observaciones a la nueva ley fundamental, éstas “deben estar dirigidas a la directiva de la Asamblea Constituyente”, existen voces en su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), que se cierran a introducir ajustes a la Carta Magna.

“La posición dominante del MAS es que no se modifique la Constitución”, afirmó el influyente asambleísta del oficialismo, Carlos Romero.

En las últimas horas, el presidente y el bloque de delegados del MAS en el foro deliberativo han comenzado una reunión en Bolivia para evaluar qué camino seguir para concertar un eventual acuerdo entre el gobierno y las regiones.

You must be logged in to post a comment Login