Bush deja vacante embajada en Vaticano y promueve cambio estratégico

Por Andrés Beltramo Alvárez
Notimex

Ciudad del Vaticano.- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dejó esta semana vacante la embajada de ese país ante El Vaticano y promovió un cambio estratégico que le otorgue el respaldo del Palacio Apostólico.

Fuentes diplomáticas estadunidenses indicaron a Notimex que "el interés del presidente Bush es lograr el aval del gobierno central de la Iglesia católica a su propuesta de pacificación para Medio Oriente".

El embajador saliente de Estados Unidos ante la Sede Apostólica, Francis Rooney, fue recibido la mañana del jueves pasado por el Papa Benedicto XVI en "visita de despedida" con lo cual se oficializó su salida del puesto.

La Casa Blanca impulsó para ese cargo a la abogada Mary Ann Glendon, una famosa jurista de Harvard con amplios contactos vaticanos y que, entre otras cosas, es la presidenta de la Pontifica Academia para las Ciencias Sociales.

"El interés de la administración Bush es llegar al fin del mandato con la posibilidad de decir que el conflicto en Medio Oriente está resuelto", indicaron las fuentes.

Para ello los asesores de Washington se fijaron como meta estratégica contar con el apoyo de la Santa Sede y la primera responsable en obtener este aval fue la misma secretaria de Estado, Condoleezza Rice.

En agosto de 2007 solicitó a la sección política del Vaticano una audiencia con el obispo de Roma, pero la respuesta fue negativa, ya que el Papa no concede audiencias en su periodo de vacaciones, que goza en su residencia de verano de Castelgandolfo.

Según las fuentes consultadas, parte de la responsabilidad de estas negadas audiencias la tuvo Francis Rooney, quien –afirmaron- "desconoce el arte de la diplomacia y el cabildeo sutil que se requiere en los entornos pontificios".

De hecho el diplomático saliente no es embajador de carrera sino, más bien, un acaudalado empresario estadunidense de 54 años, presidente de Manhattan Construction Company y propietario de Rooney Holdings.

Sus empresas edificaron, entre otras cosas, la sala de visitantes del Capitolio de Washington y la Biblioteca Presidencial George Bush mientras sus contratos en el 2003 con el Pentágono se estiman en unos 100 millones de dólares.

Este hombre de negocios es un activo contribuyente del Partido Republicano apodado el "Bush ranger" ("guardabosques" de Bush) por su trabajo como recolector de fondos para la campaña de reelección del actual presidente.

El gobierno estadunidense espera mejorar las relaciones con El Vaticano con la intercesión de Mary Ann Glendon, quien ha desempeñado puestos clave en la Santa Sede desde el pontificado de Juan Pablo II.

El propio George W. Bush anunció en noviembre pasado el nombramiento que fue aprobado por el Senado un mes después pese a que un grupo demócrata se impuso a rechazar todas las propuestas presidenciales, según comentó a Notimex una fuente vaticana.

El canciller de la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales, Marcelo Sánchez Sorondo, ponderó que aún no se define cómo quedará la posición de Glendon en la Curia Romana, donde aún ocupa el puesto de presidenta de ese organismo.

"Desconocemos qué ocurrirá (.) pero es claro que si es nombrada embajadora ese puesto es incompatible con el de presidenta de la Academia", sostuvo.

La jurista estadunidense, quien en octubre próximo cumplirá 70 años, comenzó su trabajo con El Vaticano en 1994, cuando Juan Pablo II la nombró para presidir la delegación de la Santa Sede ante la IV Conferencia sobr

You must be logged in to post a comment Login