Correa evaluará primer año de gobierno en Ecuador en un foro sin opositores

QUITO (AFP) – El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, evaluará el martes su primer año en el poder ante la Asamblea Constituyente que controla el oficialismo y de la que fue expulsado el principal jefe opositor de derecha, cuyas filas preparan la primera gran marcha contra el gobierno.

Correa presentará su informe ante la Asamblea que cesó al Congreso de mayoría opositora, asumiendo temporalmente la función legislativa.

El mandatario viajará hasta la localidad costera de Montecristi, sede de la Constituyente, para evaluar un año de gobierno que califica de exitoso dado los triunfos electorales que le permitieron convocar y quedarse con el control de la Asamblea que reforma la Constitución.

Correa hablará ante un foro del que estará ausente el millonario y jefe opositor de derecha, Alvaro Noboa, expulsado el lunes de la Constituyente por incumplir una norma que obligaba a los asambleístas a reportar su patrimonio.

"Alvaro Noboa dejará de ser asambleísta, pero que quede claro que mi esposo está siendo perseguido políticamente obviamente por el gobierno. Esta es una persecución muy grande", señaló su esposa Anabella Azín, también miembro de la Constituyente.

Considerado el hombre más rico de Ecuador, el jefe del Partido Renovador Institucional Acción Nacional (Prian), que perdió las elecciones con Correa en 2006, rehusó declarar sus bienes aduciendo que ello podría ser empleado como pretexto para acusarlo de evasión.

"Estamos viviendo un gobierno donde las garantías constitucionales brillan por la ausencia, entonces lo iban a perseguir hasta el cansancio e inventar lo que quisieran. Suponga que a él se le olvidó poner que tenía una bicicleta, lo iban a perseguir", justificó Azín.

A su ausencia también podría sumarse la de otros adversarios del gobierno, según previó Alberto Acosta, presidente de la Asamblea.

"Hemos conocido que algunos grupos, sobre todo de oposición, se abstendrán de participar en la presentación del informe (…), lo cual desde mi perspectiva es lamentable, porque eso habría fortalecido la democracia", admitió el líder oficialista.

Correa evaluará su primer año de gestión favorecido aun por las encuestas que ubican por encima del 50% el respaldo a su gobierno, y cuatro día después encabezará una marcha en el puerto de Guayaquil, bastión de la derecha opositora.

"El día 19 nos vamos a reunir en Guayaquil para una gran celebración, la celebración del primer año de la revolución ciudadana", dijo el mandatario, desestimando al mismo tiempo la contramarcha que prepara la oposición para cinco días después en el mismo puerto.

El alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, convocó a la que se espera sea la primera gran movilización contra el gobierno, al que acusa de recortar las libertades constitucionales, la autonomía de los municipios y preparar una Constitución que concentré todo el poder en el presidente.

Será la primera vez que la oposición mida fuerzas en las calles con Correa desde que perdió en las urnas y fue cesado el Parlamento.

Y posiblemente el anticipo del duro pulso que le espera al jefe de Estado antes que sea sometida a referendo la nueva Constitución que deberá regular la economía, habilitarlo para la reelección y acabar con una década de inestabilidad política.

You must be logged in to post a comment Login