Iglesia salvadoreña recuerda a las víctimas de terremotos en 2001

San Salvador.- La iglesia Católica de El Salvador recordó el domingo a las personas que murieron en el terremoto del 13 de enero de 2001, al tiempo que afirmó que la reconstrucción todavía sigue siendo un sueño para este país.

Al pronunciar la homilía en Catedral Metropolitana, el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, comentó a los feligreses que este día el país conmemoraba dos terremotos: el ocurrido el 13 de enero que dejó muertos, damnificados y daños.

Como segundo terremoto denominó a la firma de los Acuerdos de Paz de 1992 que pusieron fin a la guerra hace 16 años, al considerar que El Salvador vive todavía en una ola de violencia brutal y en condiciones socioeconómicas que empobrecen más a la población.

Rosa Chávez, quien esta mañana presidió una misa conmemorativa a los dos sismos que sacudieron al territorio salvadoreño, (el segundo el 13 de febrero, en Las Colinas, el símbolo de la tragedia donde murieron más de 500 personas) dijo que el país ha avanzado poco.

"Dije que para reconstruir el país era necesario el tejido social y construir verdaderas comunidades. Todavía hoy mucha gente vive en esas champas de lámina que en el aquel tiempo bautizamos con el nombre de microondas y que por la noche son verdaderas refrigeradoras", denunció.

El presidente Antonio Saca no recordó el séptimo aniversario del terremoto de 2001 en su mensaje dominical, pese a que cientos de familias recuerdan en vigilia desde el sábado a sus fallecidos, en especial en Las Colinas, donde 500 personas quedaron enterradas.

A siete años del sismo de 7.6 grados en la escala de Richter, los sobrevivientes aún esperan una respuesta del gobierno para recuperar sus viviendas, aunque otros debido a la falta de recursos han regresado al lugar que sigue siendo un peligro latente.

El obispo se refirió además al pasado conflicto armado de 12 años, otra tragedia de la que todavía el país no se repone y que el extinto arzobispo capitalino, Arturo Rivera y Damas, llamaba "el terremoto causado por los hombres".

Aunque la guerra interna concluyó de manera oficial el 16 de enero de 1992, las causas del conflicto bélico persisten ya que en este país no existe la ayuda a familias pobres, la protección al medio ambiente, el respeto a la ley y medidas económicas eficaces.

"Todas estas son condiciones para la convivencia cotidiana de la paz", dijo el cura al advertir que se teme en los próximos meses un rebrote de la violencia frente a la campaña política de los comicios legislativos y presidenciales de enero y marzo de 2009.

Rosa Chávez lamentó el asesinato violento del alcalde de Alegría, Moisés Funes, y de una de sus empleadas, ocurrido la semana pasada, al tiempo que manifestó que existe temor de que el país caiga de nuevo en la violencia política.

"Yo no digo que este hecho fue violencia política, no lo sé, pero si sé que la tentación está y cuando hay campaña electoral siempre ha habido actos de violencia. Yo prevengo de este temor y que se tome en cuenta", agregó.

Funes, un popular alcalde del oriente del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y una de las empleadas municipales fueron acribillados por hombres que desde un vehículo les dispararon.

El sacerdote pidió a los líderes políticos que se abstengan de fomentar actitudes de "revancha o venganza. Siempre las manos son armadas por ideas. Se envenenan las mentes y después arman los brazos, como

You must be logged in to post a comment Login