Preocupa a residentes fronterizos medidas de seguridad de EU

Dallas.- Una nueva medida de Estados Unidos para reforzar la seguridad de sus fronteras ha causado preocupación y molestia entre residentes del área limítrofe con México, ante la posibilidad de que provoque mayores retrasos para realizar los cruces.

La nueva disposición establece que a partir del 31 de enero todos los ciudadanos estadunidenses que ingresen al país por tierra deberán demostrar su ciudadanía con una identificación oficial con foto y su certificado de nacimiento, o en su defecto con el pasaporte.

Hasta ahora, los estadunidenses han podido regresar a su país al declarar solamente su nacionalidad a los agentes de inmigración y aduanas en los cruces internacionales y sólo en ocasiones solicitan algún documento de identificación.

La medida provocará una masiva carga entre los residentes fronterizos que cruzan con frecuencia de un lado a otro, aseguró Mónica Weisberg Stewart, una empresaria de McAllen que preside el comité de inmigración de la Coalición Fronteriza de Texas.

"Algunos vehículos cruzan con cinco o más personas y si cada persona en el vehículo tendrá que mostrar sus documentos será sorprendente lo que van a parecer esas filas" para cruzar, dijo Stewart.

"Lo triste de todo esto es que si nuestra meta es el obtener una mayor seguridad, esta medida no está logrando una mayor seguridad de la que ya tenemos, con la declaración oral de la ciudadanía", afirmó.

"Ninguno de los documentos que se van a exigir son a prueba de falsificaciones, especialmente las licencias de conducir", indicó la empresaria.

La Coalición Fronteriza de Texas, que agrupa a alcaldes y líderes empresariales, ha advertido que las nuevas medidas proveerán una muy escasa o nula seguridad.

En cambio, dijeron, constituirán una pesada carga para los residentes de la zona y para el flujo del comercio entre ambos países.

El Departamento de Seguridad Nacional, la dependencia a cargo de aplicar la disposición, argumenta que los requerimientos son un compromiso de una demanda previa de que los ciudadanos estadunidenses deben portar pasaportes para cruzar la frontera.

La provisión forma parte de la ley conocida como Iniciativa de Viaje del Hemisferio Occidental, que fija las reglas para el ingreso de ciudadanos estadunidenses a su país desde México, Canadá, Bermuda y la región del Caribe.

Stewart dijo que estas medidas no causan mayores problemas a terroristas o narcotraficantes, pero sí a los residentes de la zona fronteriza.

"Esto costará más tiempo, dinero y energía", señaló la empresaria, quien añadió: "Son gente esperando horas en las filas para poder cruzar, ellos no estarán alcanzando nunca mayor seguridad".

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login