El ex mayordomo de Diana acorralado en tribunal por juez y abogado

LONDRES (AFP) – El ex mayordomo de Diana de Gales, Paul Burrell, fue sometido a un duro interrogatorio el martes en el Alto Tribunal de Londres, luego de que reveló que no tiene en su posesión una carta en la que supuestamente la princesa le confió, antes de morir, un misterioso “secreto”.

Burrell compareció por segundo día consecutivo ante el tribunal que aspira a esclarecer la muerte de Diana y su pareja, Dodi Al Fayed, en París, en agosto de 1997, refiriéndose en sus declaraciones a la “constante preocupación de la princesa sobre su seguridad”, porque sabía que era una figura “incómoda”.

Pero el confidente de Diana, de 49 años, no cumplió con la orden del juez, que lo había enviado la víspera a su casa de campo, a 300 km de Londres, a buscar la famosa carta en la que Diana le revelaba un “secreto”, que podría estar vinculado con el accidente en un puente de París.

El que fuera el más estrecho colaborador de Diana durante diez años regresó el martes de tarde ante el juez Scott Baker, que investiga las circunstancias de la muerte de la pareja con unas seis notas escritas por Diana, pero sin la famosa carta, que dijo está quizá en su casa en Florida (EEUU), donde vive ahora.

En vez de la carta, Burrell, que se declaró en la corte “muy confuso”, debido a la “dureza del interrogatorio”, escribió una nota “confidencial” al juez, revelando “el secreto” que le contaba Diana, que había dicho antes que iba a quedar siempre entre “la princesa y el mayordomo”.

Burrell “no me escribió uno sino dos ‘secretos’. Pero tras examinarlos, me parece que ninguno de ellos es un secreto”, declaró el juez.

Sin dar más detalles, el magistrado explicó que la información que le escribió Burrell ya está “en el dominio público”. Incluso, uno de los supuestos “secretos” aparece en su libro, “The way we were””, agregó Scott Baker.

El ex mayordomo fue luego acorralado, en la pequeña sala 73 del edificio neogótico, por Michael Mansfield, abogado de Mohamed al Fayed, el padre de Dodi, quien lo sometió a un interrogatorio que Burrell calificó de “atroz”.

“Lo que usted está sugeriendo en su nota al juez es más de un secreto. Que (la princesa) va a vivir casi siempre en el extranjero”, en Estados Unidos, y en Sudáfrica, dijo Mansfield.

El padre de Dodi estima que se debió a una conspiración de las autoridades británicas para impedir una boda entre un musulmán y Diana, cuyo hijo con Carlos de Inglaterra, Guillermo, ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión al trono de Inglaterra.

Burrell, que se volvió famoso cuando la reina Isabel impidió en 2002 su condena, al afirmar que recordaba una conversación que tuvo con él, ha sido hasta ahora ahora el testigo más importante desde que se abrió el 2 de octubre de 2007 la investigación judicial sobre la muerte de la princesa y su novio, con el fin de esclarecer sus causas.

La indagación no constituye un juicio, ya que no hay acusados ni habrá condena.

Según las conclusiones de la policía francesa y de Scotland Yard, se trató de un accidente de tráfico debido al exceso de velocidad a la que conducía bajo los efectos del alcohol el chófer Henri Paul, que también murió esa madrugada del 31 de agosto de 1997 en París.

You must be logged in to post a comment Login