Ex rehén de FARC Consuelo González llegó a Colombia con pruebas de vida

BOGOTA (AFP) – La ex rehén de las FARC Consuelo González llegó este lunes a Bogotá desde Venezuela, trayendo consigo pruebas de vida de ocho secuestrados que se dispone a entregar a sus familias, un día después del emotivo encuentro entre la también liberada Clara Rojas y su hijo Emmanuel.

González, de 57 años, y que pasó 6 años y 4 meses cautiva en las selvas colombianas, retornó a las 19H25 locales (00H25 GMT) procedente de Caracas, adonde llegó el jueves tras ser liberada junto con Rojas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas).

La ex congresista fue recibida por funcionarios del gobierno colombiano, el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, y familiares de ocho políticos, militares y policías con los que compartió cautiverio y de quienes entregará pruebas de vida la noche del lunes en una reunión privada, según su hija Patricia Perdomo.

"Traigo un mensaje de amor de mis compañeros que quedaron cautivos en la selva, un mensaje de esperanza, de fe y de confianza, un mensaje que nos va a permitir convocar e integrar a todas las fuerzas del país para que logremos una estrategia conjunta para la liberación de los secuestrados", dijo a su llegada.

Los demás rehenes "siguen esperando un acuerdo entre el gobierno y las FARC para regresar con vida", agregó en referencia al canje de unos 40 secuestrados por 500 rebeldes presos que plantea la guerrilla.

"Tenemos entendido que ella tiene cartas y fotografías de mi papá. Esperamos reunirnos esta noche con ella para que nos las entregue", dijo Felipe Jara sobre su padre, Alan Jara, secuestrado cuando era gobernador del departamento de Meta, de quien no ha tenido noticias en cinco años.

La llegada de González se dio un día después del emotivo reencuentro de Clara Rojas, de 44 años, con su hijo Emmanuel, de tres años y medio, concebido en su cautiverio de casi seis años que le fue quitado a los ocho meses de nacer con el argumento de ponerlo a salvo de las operaciones militares contra los rebeldes.

Luego del encuentro el domingo por la tarde, el Instituto de Bienestar Familiar (ICBF, estatal) entregó a Rojas de forma temporaria al niño nacido el 16 de abril de 2004, fruto de una relación consentida con uno de sus captores.

Mientras se revelaban detalles de la cita, la Armada Nacional anunció el secuestro de seis turistas colombianos por parte de las FARC en la localidad de Nuquí, departamento de Chocó (oeste).

"Encontrarme con mi hijo ha sido la experiencia más maravillosa de mi vida. No hay palabras para expresar lo que siento. Me siento la mujer más feliz y orgullosa del mundo. Quisiera pedirles ahora poder estar tranquilos, queremos descansar. Estamos sintonizados de corazón, y ya les seguiré contando", dijo Rojas en un mensaje grabado tras su encuentro en un orfanato en el noroeste de Bogotá.

Al llegar desde Caracas -adonde las dos mujeres fueron llevadas tras su liberación-, Rojas saludó a sus compatriotas y dio una conferencia de prensa en la que recordó a otra rehén de las FARC, la política colombo-francesa Ingrid Betancourt, a quien acompañaba en su campaña a la Presidencia de Colombia cuando fue secuestrada el 23 de febrero de 2002.

"Espero con el alma, con el corazón, que me esté escuchando. Ella sabe que yo le tengo, además de un inmenso respeto, un inmenso cariño y lo que más quisiera es que hoy mismo ella pudiera estar aquí", dijo Rojas, quien desde el cautiverio acompañó en la fórmula presidencial a Betancourt.

You must be logged in to post a comment Login