Ana Guevara deja el atletismo enfrentada con dirigentes deportivos de México

MÉXICO (AFP) – Ana Guevara, la atleta más brillante en la historia de México y la mayor esperanza de su país de lograr una medalla en esa disciplina en Pekín-2008, anunció el miércoles que abandona el deporte a los 30 años después de denunciar corrupción y malos manejos en esa área en su país.

"Ya es definitivo mi retiro del deporte en México", dijo en una rueda de prensa la atleta que en 2004 se convirtió en la máxima exponente del deporte mexicano y en un ejemplo a seguir por las mujeres tras conquistar la medalla de plata en los 400 metros planos en los Juegos Olímpicos de Atenas.

"Ya no hay para atrás. Se acabó esa chispa que me hacía llegar a cada día al entrenamiento. Se acabó esa ilusión. No tiene caso ir a los Juegos Olímpicos por querer cumplir expectativas de otros", declaró, a su turno, en una entrevista televisiva en la que explicó las razones de su marcha.

Guevara amenazaba desde hace cuatro meses con no asistir a Pekín-2008 mientras el presidente de la Federación Mexicana de Atletismo, Mariano Lara, al que varios deportistas acusaban de enriquecerse a costa de no proporcionar recursos a los atletas, siguiese en el cargo.

Lara fue suspendido por cuatro años, pero eso no satisfizo a Guevara, quien exigió una expulsión definitiva y comenzó un pulso con la máxima autoridad del deporte mexicano, el ex futbolista Carlos Hermosillo, presidente de la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

Lo acusa de haber intentado en un principio desentenderse del caso alegando que no podía hacer nada, aunque acabó denunciando penalmente a Lara, y de no tener voluntad de solucionar de una vez el problema del atletismo mexicano.

"El (Hermosillo) es uno de esos que dio pie a que sucediera todo esto. El podría haber solucionado el caso de la federación, pudo haber puesto un alto desde el principio y lo dejó crecer", lamentó.

La última advertencia la dio la semana pasada en unas declaraciones a la prensa en las que denunciaba que el deporte mexicano "sigue siendo la misma porquería de siempre", pronosticaba una "catástrofe" para su país en Pekín y extendía las responsabilidades hasta el mismo presidente Felipe Calderón.

Además, la deportista se siente abandonada por el resto de compañeros, que en un principio la habían apoyado en sus denuncias.

"Salí al frente de esta lucha, primero con un grupo de compañeros y compañeras y ahora me encuentro totalmente sola. Es un desgaste que no me va a llevar a ningún fin positivo", dijo.

Guevara, nacida el 4 de marzo de 1977 en Nogales, en el estado de Sonora (noroeste), alcanzó la cúspide de su carrera en Atenas-2004 con la plata en los 400 metros.

Anteriormente había sido quinta en Sydney-2000 y había ganado una presea de bronce en Edmonton-2001 y el oro en París-2003.

Sin embargo, tras los Juegos Olímpicos de Atenas su resultados fueron en descenso: obtuvo otro bronce en Helsinki-2005 y en el último Mundial, el pasado agosto en Osaka, terminó cuarta.

A pesar de todo, en Japón fue decisiva para el pase a la final del equipo de relevos y uno de los pocos atletas mexicanos que cumplió las expectativas, por lo que seguía siendo el mejor valor del atletismo nacional.

Aunque se había contemplado sobre su participación en Pekín como deportista independiente, ella descartó esa posibilidad: "mi intención siempre ha sido representar a mi país, no me hacía participando en unos Juegos Olímpicos

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login