Divididos gobierno y ex guerrilla recuerdan fin de guerra civil salvadoreña

SAN SALVADOR (AFP) – El gobierno derechista de El Salvador y la ex guerrilla de izquierda, divididos por una batalla política, conmemoraron el miércoles 16 años del fin de la sangrienta guerra civil que dejó más de 75.000 muertos.

A falta de un acto oficial que evocara la fecha, la ceremonia más colorida y significativa la realizaron miembros de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en el monumento al Cristo de La Paz, en la periferia sureste de San Salvador.

“Los acuerdos de paz terminaron un período de la historia. Nuestra generación cumplió una misión”, aseguró en su discurso el coordinador del FMLN, Medardo González.

Agregó que “estamos en otro momento histórico y la única manera de avanzar es teniendo en mente la democracia, dejar atrás la violencia, dejar atrás la intolerancia y ganando el gobierno en marzo de 2009 con Mauricio Funes”, candidato presidencial del FMLN, aseguró González, un ex comandante guerrillero.

El 16 de enero de 1992, bajo la mediación de las Naciones Unidas, el entonces presidente Alfredo Crtistiani y la comandancia general del FMLN firmaron los complejos acuerdos de paz en el castillo de Chapultepec, México.

El conflicto, originado por el cierre de espacios de participación política, la injusticia social y la represión militar, dejó además de los muertos, más de 7.000 desaparecidos y pérdidas estimadas oficialmente por la ONU en 1.579 millones de dólares.

Tras firmar la paz, el ejército se sometió al poder civil y tres cuerpos de seguridad fueron disueltos por graves violaciones de los derechos humanos.

Además se reformó el sistema judicial; se crearon nuevas instituciones para garantizar la democracia y el FMLN destruyó sus armas y se transformó en partido político.

Este miércoles, el presidente Elías Antonio Saca, al referirse al acuerdo de paz, destacó el papel que desempeñaron las partes signatarias.

“Yo creo que la voluntad política de ARENA (Alianza Republicana Nacionalista, derecha) como partido de gobierno en 1992 y el FMLN como guerrilla alzada en armas y ahora convertida en partido merecen mi reconocimiento como presidente de la República”, destacó Saca.

“Evalúo los 16 años (desde la firma de la paz) como muy positivos. En primer lugar si la decisión histórica fue acabar la guerra y construir el futuro de paz y tranquilidad debemos darnos por satisfechos, no sólo se acabaron las balas, no sólo se acabó la destrucción, sino que llegó la reconciliación, llegó la democracia”, enfatizó.

“Es conveniente hablar de futuro” para “conservar la paz y decirle nunca más a la guerra”, subrayó.

Saca envió su “más sentido pésame” a los familiares de los más de 75.000 muertos, entre combatientes y civiles, que dejó el conflicto armado.

You must be logged in to post a comment Login