Generales niegan que en Perú haya habido guerra sucia, en juicio de Fujimori

LIMA (AFP) – El juicio al ex presidente Alberto Fujimori por violación de los derechos humanos tuvo este miércoles una jornada donde los testigos militares de la defensa negaron que la guerra sucia fuera parte de la estrategia de las fuerzas armadas durante el conflicto interno en Perú.

Los testimonios de los cinco generales retirados del ejército que comparecieron ante el tribunal apuntaron a destacar el respeto de los derechos humanos, en la lucha contra la guerrilla de Sendero Luminoso (maoísta) y el MRTA (guevarista).

Todos los testigos coincidieron en asegurar que desconocían la existencia de un manual militar donde supuestamente se estableció en 1991 las pautas para desarrollar una guerra de baja intensidad apelando a métodos irregulares.

Según la Fiscalía peruana, el manual de lucha contra las guerrillas habría sido aprobado durante la larga gestión de Fujimori (1990-2000) y es una de las pruebas que exhibe la parte civil para implicar al ex gobernante en atrocidades perpetradas por un comando de aniquilamiento del ejército.

“Cualquier intervención militar que se hizo en 1991 fue respetando los derechos humanos”, respondió al abogado defensor César Nakazaki el general retirado José Pastor Vives, quien integró el estado mayor del ejército en la época.

“La guerra de baja intensidad o la guerra sucia paralela era incompatible con las acciones antisubversivas que realizamos”, manifestó el general Pastor a la Fiscalía.

“Un principio de la lucha antisubversiva es ganarse la adhesión de la población civil, con operaciones de acción cívica”, añadió Pastor al marcar un contraste con la acción del escuadrón de aniquilamiento conocido como Grupo Colina, con el cual se quiere vincular a Fujimori.

El grupo Colina es acusado de llevar a cabo una guerra sucia a partir de 1990, coincidiendo con la llegada al poder de Fujimori.

La presentación de Pastor como testigo llamó la atención de los periodistas: el general fue uno de los militares que participó en un frustrado golpe de Estado contra Fujimori en noviembre de 1992 para devolver la democracia luego que el ex mandatario disolviera el Congreso en abril de ese año.

Los otros generales comprendidos como testigos fueron Carlos Chamochumbi, Alfonso Del Aguila, José Delgado y Víctor Pizarro.

Los cinco militares negaron haber conocido la existencia del grupo Colina mientras ellos estuvieron en el servicio activo, hasta 1993.

La audiencia del miércoles fue la más fluida de las 13 realizadas hasta la fecha, que se prolongó por menos de cinco horas contra el promedio de siete horas de todas las anteriores.

La defensa del ex presidente busca probar que bajo la gestión de Fujimori, el gobierno emitió directivas a las fuerzas armadas para privilegiar el respeto de los derechos humanos en el combate contra los grupos en armas.

Fujimori, de 69 años, es procesado para determinar si es culpable o no de haber ordenado dos matanzas en Lima, donde murieron 25 personas, en 1991 y 1992, a manos de un escuadrón de aniquilamiento del ejército.

You must be logged in to post a comment Login