La supervivencia del castaño de Ana Frank siembra discordia en Amsterdam

LA HAYA (AFP) – El castaño de Anna Frank, un árbol centenario que inspiró fragmentos del diario de la joven víctima del nazismo, podría cesar de existir en dos semanas, si sus defensores no logran convencer a su propietario de que lo mantenga en pie, a pesar de su delicado estado.

Una decisión municipal autorizó al propietario abatir a partir del próximo 30 de enero el castaño de 27 toneladas y cerca de 150 años de edad, atacado actualmente por los parásitos y en buena parte podrido.

El árbol se encuentra en el jardín de una casa situada en el Canal del Emperador de Amsterdam, y visible desde el "Anexo", donde la familia de Anna Frank permaneció dos años durante la Segunda Guerra Mundial y que, junto a la casa principal, constituyen hoy en día el Museo Anna Frank.

En su famoso diario, la joven, símbolo de la tragedia vivida por millones de personas durante el nazismo, se refirió en varias ocasiones a este castaño.

El asunto se encuentra ahora sobre la mesa de negociaciones entre los defensores del árbol, el propietario — responsable en caso de accidente –, el museo de Anna Frank, partidario de sustituirlo por otro genéticamente idéntico, y la autoridad local.

You must be logged in to post a comment Login