Cuba elegirá el domingo a Fidel Castro diputado para su retorno o sucesión

LA HABANA (AFP) – Cuba elegirá el domingo a Fidel Castro diputado en unos comicios generales que entrarán en la recta final para definir, en un máximo de 45 días, si el líder, alejado del poder hace casi 18 meses, reasumirá sus funciones como presidente o jugará un nuevo papel para preservar la revolución.

Más de 8,3 millones de cubanos irán a las urnas para designar a 614 diputados a la Asamblea Nacional, que, de entre ellos, designarán a los 31 miembros del Consejo de Estado, presidido desde hace 32 años por Castro, al mando de Cuba desde hace medio siglo.

En unos comicios de resultados previsibles, con igual número de candidatos y puestos a cubrir, la cuenta regresiva para aclarar el futuro político de Fidel centra la atención pues aún convalece de la enfermedad intestinal que lo forzó a delegar el 31 de julio de 2006 sus cargos provisionalmente en su hermano Raúl.

La expectativa aumentó luego de que el miércoles Castro reapareció en un video, aún delgado pero animado, y admitió en un artículo su incapacidad física para participar en campaña electoral y hablar en público.

“No disfruto de la capacidad física necesaria para hablarles directamente a los vecinos del municipio donde me postularon para las elecciones del próximo domingo. Hago lo que puedo: escribo”, aseguró.

Poco antes el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, tras reunirse con Fidel el martes al cierre de una visita de un día a Cuba, se declaró “sorprendido” de su recuperación y estimó que “está listo para asumir su papel político”.

“Tiene una lucidez increíble y una salud impecable”, aseveró Lula, quien aparece en el video, el primero del mandatario cubano que difunde la televisión en tres meses.

Pero aún no está claro cómo sería un eventual retorno de Castro al poder. Algunos especulan que asumirá un papel de guía supremo, guardián o árbitro de la revolución, manteniendo sus cargos adaptados a su salud.

Otros creen que debe concluir la provisionalidad del mando y que Raúl podría ser designado sucesor definitivamente, y hay quienes piensan que se renovará la cúpula del gobierno con el vicepresidente Carlos Lage.

A esta altura del proceso electoral casi nadie apuesta por una jubilación política definitiva de Fidel, más aún desde que opina frecuentemente de la situación en Cuba, conforme se ha ido recuperando.

En su artículo del miércoles, modalidad que usa para comunicarse, sin poder salir en público desde que enfermó, llamó a los cubanos a no esperar “milagros” de la revolución y a trabajar duro, sin ambición de poder.

La población, entretanto, está siendo convocada al “voto unido” (por todos los candidatos) en unos comicios concebidos como una suerte de plebiscito para la revolución.

En un mensaje escrito, Fidel se proclamó hace diez días “decidido partidario del voto unido”, el cual propuso en 1993 -recién desaparecido el bloque soviético- como reafirmación del socialismo.

Aunque en Cuba las campañas están prohibidas, los candidatos visitan los municipios para conversar con los votantes y en los últimos días se multiplicó el llamado al “voto unido”.

Para “defender el socialismo” y apoyar a Fidel, dijo Lage. “Las elecciones deben ser una demostración de la unidad, una respuesta vigorosa” a las amenazas de Estados Unidos, aseguró el jefe parlamentario Ricardo Alarcón.

Las organizaciones sociales pidieron a los cubanos ir a las urnas “convencidos de que a pesar de las pretensiones del imperialismo yanqui”, se luchará para “salvaguardar” las “conquistas” de la revolución.

La oposición considera los comicios una “farsa”, pero el sector moderado estima que deben aprovecharse para acabar con el “inmovilismo” que ven con el interinato en el poder.

En un foro virtual, diputados sostuvieron que los opositores cuentan con iguales posibilidades que el resto de la población para ser electos, pero no tienen apoyo, y que además no se aceptan observadores extranjeros por ser l

You must be logged in to post a comment Login