La fiebre amarilla “bajo control” en Brasil pero puede causar más muertos

BRASILIA (AFP) – La fiebre amarilla en Brasil, que causó siete muertos en dos semanas, es un problema “bajo control”, pero aún podrá cobrar más víctimas fatales, expresó este jueves el ministro brasileño de Salud, José Gomes Temporao.

“El problema está bajo control. Lamentablemente, varias personas han muerto por causa de la enfermedad, pero esas personas no se habían vacunado contra la fiebre amarilla y visitaron áreas de riesgo”, dijo a la prensa.

Temporao admitió que aún podrán ocurrir otras muertes debido a que hay pacientes en observación. “Esas personas enfermaron e infelizmente algunas están yendo para el óbito y otras se están recuperando”, dijo el ministro según el sitio de noticias G-1.

Apenas este año, el Ministerio confirmó 10 casos de fiebre amarilla, con siete muertos y tres pacientes en recuperación. Aún están siendo analizados los casos de 12 personas que podrían estar infectadas.

Según Temporao, los esfuerzos del Ministerio para evitar una epidemia fueron apoyados por entidades como la Universidad de Sao Paulo y la Fundación Oswaldo Cruz, entidad que duplicó la producción de vacunas contra ese mal.

La aparición de esos casos provocó temor generalizado entre los brasileños, que salieron masivamente en busca de vacunas, especialmente en los estados del centro y centro oeste del país, tradicionales zonas de contagio.

Ya fueron distribuidas más de dos millones de vacunas para este mal. Los mayores registros de casos fueron en 2000 y 2003, con 85 y 64 respectivamente, según cifras oficiales.

You must be logged in to post a comment Login