Marion Jones arrepentida quiere ayudar a otros

CHICAGO.- La estadounidense Marion Jones, una ex estrella de las pistas caída en desgracia, mostró su arrepentimiento por haber mentido a las autoridades sobre el uso de esteroides y participación en un fraude bancario, causas por las que deberá purgar una condena de seis meses en prisión.

En sus primeras declaraciones públicas después de haber sido condenada el 11 de enero último por un juez de Nueva York, y en una entrevista vía satélite para el programa de la popular presentadora Oprah Winfrey, Jones reconoció sus errores y dijo estar preparada para purgar la condena.

"Incurrí en una equivocación. Hice una opción, en ese momento, para protegerme y proteger a mi familia. Y ahora he pagado las consecuencias de ello", dijo.

Jones, quien confesó haber consumido esteroides antes de participar en los Juegos Olímpicos de Sydney-2000, donde ganó cinco medallas, fue condenada por el juez federal Kenneth Karas a seis meses de prisión y a 400 horas de servicios a la sociedad, que debera brindar "educando a jóvenes atletas".

"Quisiera que la gente entendiera que, usted sabe, todos incurrimos en equivocaciones. Pienso que el carácter de una persona es determinado por la admisión de sus errores, y entonces más allá de eso, ¿Qué puedo yo hacer sobre esto? ¿Cómo puedo cambiar las vidas de la gente? ¿Cómo puedo utilizar mi historia para cambiar la vida de una persona joven?", expresó Jones.

La ex atleta, de 32 años, se declaró culpable de mentir a los agentes federales que investigaron el escándalo de dopaje de los laboratorios BALCO de California y trató de ocultar evidencias de su participación en un esquema de fraude bancario planeado por su ex pareja, el velocista Tim Montgomery, también sancionado por dopaje.

Poco después de declararse culpable, Jones anunció su retiro de las pistas y tuvo que devolver las cinco medallas -tres de ellas de oro- ganadas en Sydney-2000.

"Me puse en una posición de tener que dejar que alguien determine mi futuro inmediato," dijo Jones, quien reconoció no haberle dicho aún a su hijo mayor que debía purgar una condena en la cárcel.

"Tomé esa decisión. Tengo que vivir con ella, mi familia tiene que vivir con ella. Con la tolerancia de Dios atravesaremos esto y saldremos aún mejor al final del camino", añadió.

Jones tiene hasta el 11 de marzo para entregarse a las autoridades penitenciarias, y deberá purgar una gran parte de su pena antes de ser liberada por buena conducta.

Esposa en segundas nupcias con el ex velocista de Trinidad y Tobago Obadele Thompson, Marion Jones es madre de dos niños, el primero con Montgomery, y el segundo, de siete meses, con Obadele.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login