Para Santoro, la perfección se llama Federer

MELBOURNE, Australia (AFP) – Para Fabrice Santoro, arrollado 6-1, 6-2, 6-0, este jueves en Melbourne en la segunda ronda del Abierto de tenis de Australia, la perfección tenística se llama Roger Federer.

“Todo era fácil para él. Se movía sumamente bien. Servía muy bien. No tenía problemas en jugar contra o con el viento a favor. Cuando quería tirar un paralelo, tiraba un paralelo, cuando quería jugar cruzado, jugaba cruzado. Cuando quería volear corto, voleaba corto. Para mí, eso es la perfección”, dijo Santoro.

A sus 35 años, Santoro, que cuenta con el récord de participaciones en Grand Slam (62), se ha encontrado con los mejores desde hace veinte años: Pete Sampras, Andre Agassi, Boris Becker, Stefan Edberg, Mats Wilander, Ivan Lendl, Jimmy Connors… Pero a sus ojos, el más grande, es Federer.

“Tiene semejante presencia física y semejante perfección técnica que no deja sitio para jugar, salvo fuera de la pista, pero está prohibido. No hay sitio para hacer aces porque devuelve todo. Tiene tiempo cuando ataca, tiene tiempo cuando defiende. Nunca tiene prisa. Cuando sube a la red, no hay espacio para superarle. Además, se le ve sumamente relajado, sereno”, continuó el francés.

“Ha jugado las diez últimas finales de Grand Slam. Eso quiere decir que ha ganado los 62 últimos partidos que ha jugado en su parte del cuadro y que hay que estar en la otra parte para esperar algo. Son estadísticas que hablan solas”, añadió.

Este jueves, Santoro no tuvo la impresión de haber hecho un mal partido, pero el suizo estaba en otra dimensión.

“Yo estaba bien físicamente, he sacado bien, pero francamente, él ha jugado perfecto. Intocable en ataque, en defensa, al servicio, al resto, yo no tenía soluciones. Al final, era un poco espectador, pues el tenis que practicaba era asombroso. He pasado más tiempo aplaudiendo que jugando porque hacía cosas increíbles”, reconoció Santoro.

“Para alguien que no ha jugado desde hace seis semanas, ha jugado un tenis perfecto”, repitió el veterano francés.

Y según Santoro, el reinado de Roger no está cerca de tocar a su fin. “Es un jugador fuera de lo normal y 2008 puede ser el año de todos los récords para él, pues ha progresado física y tenísticamente”.

“Su motivación no ha cambiado, sabe que puede hacer caer todos los récords del tenis. Para conseguirlo trabaja muy duro. No siente el cansancio, es muy decidido, y ése es el problema para sus rivales”, analizó Santoro.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login