Acusado juez texano de alterar evidencias en el incendio de su casa

Dallas.- El juez de la Suprema Corte de Justicia de Texas, David Medina, el único hispano en el máximo tribunal estatal, fue acusado el jueves de alteración de evidencias en relación al caso del incendio de su vivienda en Houston el año pasado, confirmó su abogado.

Terry Yates, abogado del juez, informó que un gran jurado del condado de Harris, en Houston, emitió este jueves una acusación en contra de David Medina por alteración de evidencias y en contra de su esposa, Francisca Medina, por incendio intencional.

El 28 de junio de 2007, un incendio destruyó la vivienda de la familia Medina en Spring, un suburbio de Houston. El fuego acabó también con la residencia de un vecino y provocó daños a una tercera casa.

En total, los daños a las tres viviendas fueron estimados en unos 900 mil dólares.

Las autoridades investigaron el siniestro y determinaron que el incendio fue intencional.

El alguacil de incendios del condado de Harris, Dan Given, informó en octubre pasado que se tenían identificadas a seis "personas de inter, todas ellas miembros de la familia o amigos del juez.

Días después, el procurador del condado de Harris, Chuck Rosenthal, excluyó al juez como sospechoso del incendio intencional.

En una entrevista a la prensa a raíz de las investigaciones, Medina dijo desconocer qué había propiciado el incendio y sostuvo que su esposa y sus cuatro hijos eran inocentes.

"Nadie en mi familia ha hecho algo mal y continuamos cooperando con los investigadores de forma que este asunto llegue a una conclusión", dijo Medina en esa ocasión.

Las autoridades no han informado sobre las posibles causas que motivaron que alguien incendiara la casa.

Sin embargo, advirtieron que Medina estaba atrasado en los pagos de su hipoteca y que la vivienda carecía de seguro, al haber sido suspendida la póliza también por falta de pago. La familia se mudó a Austin después del incendio.

El delito de incendio intencional, la acusación que pesa sobre la esposa del magistrado, puede conducir a una pena de hasta 20 años de prisión.

Medina fue designado juez de la Suprema Corte de Justicia de Texas por el gobernador Rick Perry, en septiembre de 2004.

Antes había servido como asesor legal del gobernador y juez estatal en el condado de Harris. Medina es originario de Galveston y egresado en 1989 del South Texas College of Law.

La Suprema Corte de Justicia de Texas está conformada por nueve magistrados. Los jueces son electos para un periodo de seis años.

Sin embargo, cuando se registra una vacante, el gobernador puede designar a un magistrado, sujeto a la aprobación del Senado estatal, para que concluya la gestión, como ocurrió en el caso de Medina.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login