Beligerancia a FARC por Venezuela ahonda fractura con Colombia

BOGOTA (AFP) – El pedido de la Asamblea Nacional de Venezuela para que el presidente Hugo Chávez reconozca como fuerzas beligerantes a las guerrillas colombianas, y las consecuencias que de ello se derivan, fracturará aún más la relación bilateral, dijeron analistas y políticos.

El jueves, la Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela aprobó un proyecto para pedirle a Chávez que conceda estatus político a las guerrillas colombianas, desatando el rechazo de diversos sectores en Colombia y un movimiento de unidad, incluso de la misma oposición en torno al gobierno de Alvaro Uribe.

El presidente del oficialista partido Cambio Radical, Germán Vargas, señaló que la decisión de la Asamblea venezolana y el apoyo que Chávez ha manifestado a las FARC, anuncian el comienzo de una serie de acciones con graves repercusiones en las relaciones bilaterales.

“No es descartable que Venezuela entregue pasaportes a integrantes de esa organización, que se constituya una oficina permanente en ese país, y no descartaría que las FARC comiencen a recibir apoyo militar”, declaró.

Vargas incluso no descartó que este escalamiento pueda llevar a un enfrentamiento militar, una perspectiva apoyada por el ex embajador venezolano en Bogotá, Fernando Gerbasi. “Personalmente no lo descarto. Claro que no lo considero inmediato, pero es una posibilidad que puede estar planteada”, dijo.

Agregó que esa posibilidad se podría concretar “en la medida en que la escalada de los insultos vaya ascendiendo y de la toma de acciones, sobre todo del gobierno venezolano en favor de las FARC”.

El internacionalista e historiador César Torres del Río, profesor de la jesuita Universidad Javeriana de Bogotá, subrayó que la posición venezolana “implica un reconocimiento a la labor que viene adelantando las guerrillas colombianas”.

Ello podría derivar en que se pueda “tener de hecho una embajada en Venezuela por parte de las guerrillas de las FARC y del ELN” y un reconocimiento, agregó.

Por su parte, el ex miembro de la desaparecida guerrilla del M-19 y senador opositor Gustavo Petro, alertó sobre la militarización de la frontera colombo venezolana como resultado del reconocimiento político de Caracas a las guerrillas.

Incluso Petro, admirador de Chávez y considerado el más representativo legislador del Polo Democrático (izquierda), dijo que en un eventual conflicto binacional también podría inmiscuirse Estados Unidos, principal aliado del presidente Alvaro Uribe.

“Lo peor es la financiación de la guerra, cosa que ya hace Estados Unidos con el Ejército en Colombia (…) con lo cual el peligro de un conflicto está a la orden del dia y de intervenciones extranjeras de todo tipo” advirtió.

Y para evitar llegar a esa situación, el dirigente político pidió la intervención de Cuba.

“Lo mejor es prevenir este deterioro en las relaciones bilaterales y por eso la propuesta para que a través de Cuba, con la cual ambos países tienen buenas relaciones, contribuya a calmar las aguas” indicó.

You must be logged in to post a comment Login