Disputa entre Colombia y Venezuela mientras crece la relación comercial

CARACAS (AFP) – Sectores económicos de Colombia y Venezuela ven con preocupación el impacto que tendrían las disputas entre los gobiernos de ambos países en la relación comercial bilateral, que en 2007 superó los 5.000 millones de dólares con un aumento de casi 80% de las compras venezolanas.

La relación bilateral pasa por su peor momento desde que el presidente Alvaro Uribe puso fin en noviembre a una mediación de su homólogo Hugo Chávez para canjear a más de 40 rehenes de las FARC por 500 rebeldes presos y las tensiones podrían poner en juego a las dos economías, indican analistas.

En contraste, sólo en los primeros 10 meses de 2007 las importaciones de productos colombianos ascendieron a 3.827 millones de dólares, un salto de 80% respecto a los 2.126 millones de dólares del mismo período de 2006.

Venezuela se ha convertido en el segundo mercado en importancia para Colombia, después de Estados Unidos.

Más aún, las estadísticas oficiales colombianas indican que las exportaciones totales de Colombia al mundo crecieron 17,7% en los primeros diez meses de 2007 y la mitad de este salto es gracias a las compras venezolanas.

Si bien Colombia tiene en juego un mercado clave para su rompecabezas económico, Luis Vicente León, director de la firma privada Datanálisis, advirtió que una eventual interrupción en el flujo del comercio aumentaría la escasez de productos básicos en los supermercados venezolanos.

“Venezuela tiene un problema de abastecimiento y cuando hablas de Colombia te refieres a alimentos básicos como los lácteos de Alpina, carros y textiles, productos muy importantes para los venezolanos, que en 2007 aumentaron el consumo privado en 20%”, explica el analista.

Gracias al incremento del gasto público, financiado por el salto de los precios del petróleo, bajas tasas de interés y un tipo de cambio que permanece anclado desde febrero de 2005, los venezolanos han aumentado el consumo en forma desmesurada.

No obstante, el experto señala que la oferta ha sido incapaz de responder “por el control de precios, control de cambio y un clima poco propicio para la inversión”, resultando en la ausencia de productos en Venezuela.

En diciembre pasado, Rodrigo Cabezas, entonces ministro de Finanzas, admitió que el “desabastecimiento alcanza en el país por lo menos 60% en unos diez rubros”, entre los que mencionó el aceite y el azúcar, mientras que en el caso de la leche asciende a 90%.

La escasez aceleró la inflación que en 2007 registró un salto de 22,5%.

Las estadísticas oficiales colombianas muestran notables aumentos de las ventas a Venezuela: en los primeros diez meses de 2007 la venta de “animales y sus productos” a Venezuela aumentan 70,8%; los despachos de vegetales se incrementan 141%, textiles 103,8% y Vehículos 58,6%.

No obstante, Venezuela anunció la semana pasada que reducirá las compras de autos a Colombia en 20.000 unidades, casi la mitad de las 45.000 importadas entre enero y septiembre del 2007. La cuota es sólo 4% del total de 500.000 autos que se prevé importar en 2008.

“El desabastecimiento se ha convertido en algo dramático que afecta la popularidad de Chávez y no tiene la libertad como para arriesgarse a un deterioro de las relaciones comerciales con Colombia”, considera León.

El ministro de Defensa colombiano, Manuel Santos, colombiano apuntó el jueves que “el pueblo venezolano sufrirá porque allá hay escasez de productos”.

Los gremios de empresarios de Colombia dijeron este viernes que por encima de las relaciones comerciales están la dignidad, la soberanía y la seguridad del país.

“El debate no puede terminar derivándose en cuánta carne, en cuánta leche eventualmente vende Colombia a Venezuela, sino hasta dónde está comprometido el futuro de Colombia”, dijo José Félix Lafourie, presidente de la Federación de Ganaderos.

Lafourie agregó que “el problema de fondo es la seguridad nacional por encima de lo comercial”.

You must be logged in to post a comment Login