Esperan Gigantes ser nuevamente los “Goliat” de la NFL.

Nueva York.- La tercera fue la vencida para los Gigantes de Nueva York esta temporada, ya que después de ser derrotados por sus archirrivales Vaqueros de Dallas en la campaña regular en dos ocasiones, se desquitaron de ellos al superarlos la semana pasada en el Juego Divisional.

Ahora los neoyorquinos tienen una sola cosa en mente, volver a ser los "Goliat" de la NFL después de 18 años de conquistar por última ocasión el Súper Tazón, cuando de forma dramática vencieron a los Bills de Buffalo en la edición XXV.

El conjunto de la "Gran Manzana" disputará el Juego de Campeonato de la Conferencia Nacional contra los Empacadores de Green Bay, en un duelo entre dos de las franquicias más longevas en la NFL, y un clásico de la vieja Liga Nacional.

Bajo el mando del head coach Tom Caughlin, los "Hombres G" tienen todo para representar a la Conferencia Nacional en el Súper Tazón XLII, ya que cuentan con una ofensiva explosiva y una defensiva poderosa, un balance que puede darle un gran dolor de cabeza a los Empacadores en la propia "Tundra Congelada".

Los aficionados de Nueva York confían en su equipo después de la victoria sobre Dallas, pues recuerdan que en 1990, cuando pocos daban algo por ellos tras la lesión de Phill Simms, contra todo pronóstico se convirtieron en monarcas de la liga.

Apenas hace un par de años los Gigantes perdieron a su dueño, Wellington Mara, recordado y llorado por todo el mundo, ya que gracias a su empeño y el de otros cuatro emprendedores la NFL es lo que todos conocemos ahora.

El recuerdo del hombre que fundó a los Gigantes en 1925 parece darle la motivación al conjunto para luchar por conquistar su noveno campeonato, seis en la antigua Liga Nacional y dos Súper Tazones (1986 y 1990).

Pero antes de esas victorias en un "Súper Domingo", Nueva York fue en el pasado un conjunto ganador en toda la extensión de la palabra, pues apenas dos años después de surgir como equipo profesional conquistaron su primer título en la vieja liga.

Después vinieron los campeonatos en 1934, 1938 y 1956, de ese último título los Gigantes dejaron un legado histórico, pues salieron hombres que se convirtieron en leyendas y miembros del Salón de la Fama.

La escuela que dejó el head coach Jim Lee Howell en ese último campeonato, surgieron dos personajes inmortales en la historia de la NFL como Vince Lombardi (coordinador ofensivo) y Tom Landry (coordinador defensivo).

Luego, una nube oscura ensombreció Nueva York, años funestos con marcas perdedoras venían año con año, hasta que a principios de los 80 una camada de jugadores llegó para conformar un equipo que hizo historia en la liga.

Phill Simms (pasador) y Lawrence Taylor (linebacker) fueron los primeros en arribar al equipo en 1979 y 1981 respectivamente, y un año después Bill Parcells se hizo cargo del equipo para llevarlos hasta lo más alto, y nuevamente los Gigantes lucían como tal.

Considerados por muchos como el más "grande" grupo de apoyadores en la historia de la NFL, Lawrence Taylor, Carl Banks, Harry Carson y Pepper Johnson, despedazaron a los Broncos de Denver en el Súper Tazón XXI.

Con algunos vestigios de aquel equipo, Parcells tuvo a los dioses de su lado en el Súper Tazón XXV, cuando el intento de gol de campo del pateador de los Bills de Buffalo, Scott Norwood, se fue desviado unos centímetros para darle la victoria a Nueva York 20-19, cuando quedaban apenas dos segundos en el reloj de juego.

Los neoyorquinos también sufrieron un duro golpe en el partido por el t&ia

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login