Estados Unidos quintuplicó ataques contra Irak en 2007

Estados Unidos quintuplicó el número de ataques aéreos en Irak durante 2007 respecto a 2006 contra blancos insurgentes y de la red Al Qaeda y pretende continuar la ofensiva este año, reveló el jueves la prensa.

Un total de mil 447 bombas fueron lanzadas desde aviones estadunidenses el año pasado, un promedio de cuatro por día, en contraste con las 229 utilizadas en 2006, que promediaron cuatro cada semana, de acuerdo con el diario The Washington Post.

Fuentes castrenses explicaron que el incremento respondió a la necesidad de brindar protección a un mayor número de tropas que fueron desplegadas como parte de una intensa ofensiva ordenada por el presidente George W. Bush contra estas insurgentes y Al Qaeda.

"La razón por la que hemos visto un aumento en los ataques aéreos es la ofensiva estratégica tomada por el general (David) Petreaus", dijo el coronel de la fuerza aérea Gary Crowder, comandante del 609 Centro de Operaciones Combinadas para el Sureste de Asia.

De acuerdo al rotativo, el mayor uso de municiones aéreas preocupa a grupos de derechos humanos, que han señalado que bombas de 500 (225 kilos) y hasta dos mil libras (900 kilos) amenazan a civiles, en especial cuando son lanzadas en áreas residenciales.

"La población iraquí está en peligro durante estas operaciones. La presencia de combatientes entre un mayor número de civiles no altera el carácter residencial de un área", dijo Eliane Nabaa, vocera de la Misión de Asistencia a Irak de Naciones Unidas (UNAMI). La UNAMI estima que al menos 200 civiles perdieron la vida como resultado de estos ataques, desde su inicio en abril hasta finales del año pasado.

The Washington Post dijo que la nueva estrategia fue evidente la semana pasada, cuando fuerzas estadunidenses lanzaron 38 bombas con 40 mil libras (18 toneladas) de explosivos en diez minutos, en la provincia de Arab Jabou, al sureste de Bagdad. La operación fue uno de los mayores bombardeos desde 2003, como parte de la operación Fénix Fantasma.

Expertos en contrainsurgencia dijeron al diario que un mayor uso de ataques aéreas está acorde con la estrategia de Estados Unidos orientada a "limpiar" áreas hostiles antes del ingreso de tropas, después de lo cual estas son reconstruidas.

Oficiales de la Fuerza Aérea estadunidense explicaron que el mayor número de ataques aéreos deriva también de mejor información de inteligencia, gracias a lo cual se cuenta con un mejor conocimiento del campo de batalla. Gracias a la nueva estrategia, los insurgentes han sido expulsados de áreas urbanas hacia zonas donde pueden ser ubicados y blancos de ataques con mayor facilidad.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login