Gobierno de Cuba llama al voto por la revolución con Fidel aún enfermo

LA HABANA (AFP) – Los cubanos ratificarán a Fidel Castro como diputado en los comicios el domingo, en la expectativa de si el veterano líder será reelecto presidente a pesar de sus limitaciones físicas, y en medio de intensos llamados a votar por la reafirmación del socialismo.

Alejado del poder desde hace casi 18 meses por enfermedad, Castro, de 81 años, encabeza la lista de 614 candidatos al Parlamento, en unas elecciones sin sorpresas con igual número de puestos por cubrir, pero que definirá el futuro político del mandatario cubano.

La votación, a la que están convocados 8,3 millones de cubanos, abre el último tramo de un proceso electoral que concluirá cuando el nuevo Parlamento se reúna en un máximo de 45 días, para definir al Consejo de Estado (Ejecutivo), que preside Fidel desde que se creó el puesto en 1976.

Castro, en el poder de Cuba desde 1959 -primer ministro antes de 1976-, escribió en diciembre que no se aferra al poder, pero seguir de diputado lo deja habilitado para la reelección presidencial pues los 31 miembros del Consejo de Estado salen de los 614 parlamentarios.

"Va a obtener una abrumadora cantidad de votos", dijo el embajador de Cuba en México, Manuel Aguilera, según declaraciones difundidas en la prensa internacional; y en el mismo sentido habló el representante en Washington, Jorge Bolaños. Ambos prefirieron no especular sobre una reelección presidencial.

La expectativa creció luego de que el miércoles Castro reapareció en un video, aún delgado pero animado, y admitió en un artículo su incapacidad física para hablar en público; un día después de que el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silvia dijera que, cuando lo visitó el martes, lo vio con "salud impecable" y listo para reasumir el poder.

Nada está claro aún. Muchos creen que todo seguirá igual, con Fidel en su puesto del Consejo de Estado, con un papel ajustado a su salud, de guía de la revolución, y su hermano Raúl, a quien cedió el mando en julio de 2006, como presidente provisional

Otras de las hipótesis es que Raúl Castro, de 76 años, asumirá formalmente como presidente, y hay quienes hablan de una renovación en la dirigencia, con el vicepresidente Carlos Lage, de 56 años, al frente.

Las autoridades cubanas no tocan el tema y en los últimos días se han concentrado en llamar a la población al "voto unido", por todos los candidatos. Con un lista única y sin campaña de candidatos, la votación supone entonces una suerte de plebiscito para la revolución socialista.

En cada barrio y puerta por puerta, miembros de los Comités de Defensa de la Revolución y de organizaciones sociales afines al gobierno han explicado el voto unido y cómo sufragar.

"Cuba a elecciones sin amos ni imposiciones", "el enemigo tiene un plan para desunirnos, separarnos" y los cubanos "un plan para apretarnos, unirnos. Plan contra plan", rezan carteles y spot de televisión.

Al calificarla de una "farsa", la oposición interna minimizó este viernes el impacto o trascendencia de las elecciones. "En Cuba no hay elecciones, hay un teatro", dijo a la AFP la disidente Marta Beatriz Roque.

El gobierno afirma que los disidentes tienen igual oportunidad de participar en comicios, pero que no tienen apoyo, y defienden que el elector puede optar en las urnas por todos los candidatos, por algunos o dejar la boleta en blanco.

"Que cada quien administre su miedo: el que tiene suficiente valor para no ir a votar que no vaya, el que

You must be logged in to post a comment Login