Correa considera irreversible socialismo en Ecuador en nutrida marcha

GUAYAQUIL, Ecuador (AFP) – Miles de personas inundaron el sábado el centro de Guayaquil, bastión opositor, para festejar el primer año en el poder del presidente Rafael Correa, que consideró irreversible su revolución socialista pese a vaticinar una dura lucha en torno a la futura Constitución.

El mandatario convocó a una de las concentraciones más multitudinarias en años -100.000 personas según sus cálculos-, y anticipó como un fracaso la movilización que llevarán a cabo sus adversarios el 24 de enero encabezados por el alcalde de Guyaquil, Jaime Nebot.

“A prepararnos a seguir confrontando, es inevitable la confrontación con la partidocracia, las mafias, la corrupción. Estoy convencido que al igual que en 2007 ¡todos los triunfos serán nuestros, todos los éxitos serán del pueblo ecuatoriano y que la revolución ciudadana será irreversible!”, dijo Correa.

Subido en un carro descubierto, recorrió más de dos kilómetros de la vía 9 de octubre, la principal de la ciudad, hasta llegar a la tarima donde lo esperaban sus ministros y el jefe de la Asamblea Constituyente, el oficialista Alberto Acosta.

Antes de dirigirse a los seguidores que batían banderas y coreaban su nombre, Correa cantó y bailó elevando su pañuelo sobre la cabeza de la canciller María Isabel Salvador.

“No los quiero desanimar, pero sí ser sincero: la lucha recién empieza y el 2008 será más difícil (…), porque junto a la Asamblea Constituyente vamos a cambiar el sistema, vamos a acabar de una vez por todas con estas estructuras caducas”, declaró el jefe de Estado.

Correa promueve varias reformas para regular la economía, habilitarse para un segundo mandato y terminar con una década de inestabilidad política, en la que han desfilado ocho presidentes.

Los cambios serán incorporados en la Carta Política que redacta la Constituyente de mayoría oficialista, cuyo texto será sometido a referendo posiblemente para mediados de julio.

El jefe de Estado, que gobierna con una popularidad superior al 50% según varias encuestas, insistió en juzgar como un fiasco la convocatoria de la oposición a frenar sus reformas.

“Ya nadie les hace caso. ¡Qué papelón, que ridículo que han hecho nuevamente!, quieren (llenar) la avenida 9 de octubre con crespones negros, banderas con fondo negro, y las repartieron de casa en casa, edificio en edificio, y nadie les paró bola (atención)”, dijo Correa levantando aplausos.

No obstante las críticas, la oposición confirmó que marchará el jueves para repudiar las políticas del gobierno que, según sus dirigentes, han recortado las libertades, las autonomías municipales y están allanando el camino para una nueva Constitución que concentrará el poder en manos del presidente.

Correa también trasmitió desde Guayaquil su programa semanal de radio en el que describió a sus adversarios como “bravucones, matones de barrio y ricos que desfilaron al lado de los banqueros corruptos con sus crespones negros, se oponen al alza salarial y defienden la tercerización laboral”.

“Han gastado millones para repartir banderas con crespones negros. Tienen razón, eso es bueno porque demuestra que la partidocracia está de luto, y tienen razón de estarlo: si los estamos enterrando y los volveremos a enterrar en las próximas elecciones”, vaticinó.

You must be logged in to post a comment Login