Dudan de jornaleros asaltados en California

San Diego.- La Corte Superior de California escuchó el viernes testimonios de jornaleros mexicanos asaltados a mano armada en este condado, para determinar si hay suficiente evidencia para enjuciar a dos acusados, luego que otros dos se declararan culpables.

El magistrado Runston Maino informó que revisará los testimonios de los migrantes residentes del área de Rancho Peñasquitos, a 80 kilómetros al noreste de San Diego, luego de que la oficina del alguacil documentó algunos de los asaltos.

Maino informó que las víctimas incluyen a ciudadanos estadounidenses y a residentes legales en Estados Unidos.

Aunque los llamados Minuteman de San Diego acosan a trabajadores migratorios en esa zona, el tribunal descartó que los asaltos con arma blanca se deban a diferencias raciales, aun cuando los acusados son anglosajones.

De acuerdo con uno de los jornaleros que testificó este viernes, Ebner Escalante, originario de Oaxaca, México, los acusados ofrecían trabajo eventual a los trabajadores, pero cuando subían a los vehículos de los contratantes, eran asaltados.

Un alguacil que detuvo a los dos acusados que se declararon inocentes, dijo que el testimonio de Escalante podría vincular a Thomas Graham y April Marie Lewis con los otros dos que sí se declararon culpables, Dianne Couch y Kevin Anderson.

Escalante dijo a la Corte que el año pasado se encontraba en un estacionamiento de un supermercado, en espera que alguien le ofreciera trabajo, cuando dos mujeres se aproximaron en un vehículo y le dijeron que subieran él y a su cuñado.

En cuanto ambos subieron, Thomas Graham, quien estaba en la parte trasera del vehículo, los amenazó con un cuchillo y les ordenó darles su dinero.

Escalante aprovechó que el auto disminuía la velocidad al aproximarse a un semáforo, para abrir la puerta y arrojarse a la calle. Escalante mostró una herida en la mano derecha, producto de haber intentado quitarle el cuchillo a Graham, según dijo.

El juez analiza si el testimonio sirve para enjuiciar a Lewis y Graham, porque el mexicano dijo que nunca vio los rostros de las mujeres en el asiento delantero del auto, y el cuñado, quien habría sido efectivamente asaltado, se fue del condado de San Diego.

Los dos declarados culpables tendrán sentencias de cinco años de prisión, pero si los otros dos que se declararon inocentes son encontrados culpables, podrían tener condenas de unos 15 años, de acuerdo con leyes de California.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login