Presidente boliviano busca solidaridad de Platini en defensa de la altura

LA PAZ (AFP) – El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que buscará la solidaridad de Michel Platini, presidente de la UEFA, para que interceda ante la FIFA en su campaña de revertir la decisión de ese organismo de vetar la disputa de partidos internacionales a más de 3.000 m de altura.

Morales anunció que antes de fin de mes viajará a Amsterdan para una entrevista con Gerardo González, presidente de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro) y gestionará una reunión con Platini, informó el viceministro de Deporte, Milton Melgar.

El funcionario explicó que el mandatario socialista está preocupado por la posición del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien en una visita a Zurich el pasado año lo tranquilizó con la promesa de una revisión a la medida, pero que no se cumplió.

La idea del jefe de Estado es encontrar la solidaridad del presidente de la UEFA y de otros organismos de Asia y Africa en la defensa de la universalidad del fútbol.

“Me siento capaz de persuadir y de convencer a los dirigentes internacionales de que la igualdad y la unidad siempre están por sobre cualquier medida discriminatoria”, matizó el mandatario en una entrevista con la cadena Fox y reproducida por el diario La Prensa.

La pasada semana la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) informó sobre una nueva determinación de la FIFA en la que estableció períodos de adaptación desde tres hasta 15 días para partidos oficiales que se disputen en ciudades a más de 2.500 metros de altitud, dejando al margen anteriores decisiones.

Esta resolución afectaría principalmente al estadio Hernando Siles de La Paz (3.577 m), sede histórica de la selección boliviana en la eliminatoria sudamericana, porque su uso estaría condicionado a una adaptación de 15 días.

Además, los estadios de los representantes bolivianos en la Copa Libertadores de América, Real Potosí y San José, situadas en las ciudades andinas de Potosí (suroeste) y Oruro (sur), que se encuentran a 4.000 y 3.700 m de altura, respectivamente, corren también el riesgo de ser vetados por sus rivales en el torneo continental.

El presidente boliviano, que es un ferviente apasionado de este deporte y que práctica el fútbol cuando puede, inclusive en sus visitas oficiales a otros países, había señalado la pasada semana que la nueva decisión de la FIFA sería como “decretar la pena de muerte a la universalidad del fútbol”.

“En el fondo es un veto”, afirmó ese día y aseguró que además, con la nueva resolución, el fútbol pierde su otro componente “de deporte integrador y se vuelve solamente para la élite”.

En esta campaña de solidaridad el mandatario indígena informó que el viernes recibió el apoyo de su homólogo brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, y de su aliado político, el presidente venezolano, Hugo Chávez.

El tema volverá a ser tratado por los dirigentes de las asociaciones nacionales de Sudamérica en una reunión de la CSF para el 22 de enero en Santiago de Chile.

La reunión fue pedida por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) con la idea de que la restricción para jugar en escenarios de altura sea dilucidada en la región y por los países directamente involucrados.

La FBF pidió además que la CSF ratifique una resolución anterior en la que todos las asociaciones afiliadas decidieron seguir jugando en todos los estadios de la región.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login