Primer Ministro acusa de secuestro a Fujimori en juicio en Perú

LIMA (AFP) – El primer ministro peruano, Jorge del Castillo, acusó este viernes al ex presidente Alberto Fujimori de ordenar secuestrarlo junto a otros opositores durante el autogolpe de abril de 1992, al testificar en el juicio al ex mandatario por violación a los derechos humanos en Lima.

“Entiendo que la disposición superior por la cual el jefe del Comando conjunto de las Fuerzas Armadas, general Nicolás Hermoza, actuó y ordenó nuestra detención tiene que ser la del acusado (Fujimori), porque él era el jefe supremo” de los institutos militares, dijo Del Castillo durante el interrogatorio.

“Fue un secuestro, nunca me dijeron las razones de mi detención en los cinco días que estuve preso en instalaciones militares”, dijo Del Castillo, diputado en esa época del APRA, el partido que hoy está en el poder en Perú.

El primer ministro sustentó su afirmación con la copia de un documento firmado por Hermoza, máxima autoridad militar al momento del autogolpe, donde éste indica que procedió a las detenciones por “disposición superior”.

“Las detenciones de 5 de abril fueron dispuestas por el presidente Fujimori para evitar alteraciones del orden público”, insistió Del Castillo tras recordar que “fui capturado cuando me hallaba en casa del entonces ex presidente (Alan) García, quien escapó por los techos y a quien las fuerzas de seguridad querían asesinar”.

“Esta orden escrita fue confirmada luego por el testimonio de Hermoza en el juicio por rebelión que se le siguió”, señaló Del Castillo al aludir a un proceso judicial por corrupción al ex jefe del ejército.

Las pruebas que presentó el primer ministro ya fueron mencionadas en el pasado, en un libro del propio Alan García, aclaró Del Castillo.

Requerido por el presidente del tribunal, el juez César San Martín, el primer ministro admitió sin embargo que no le consta directamente que Fujimori haya dado la orden de detención.

Del Castillo dijo también que no fue sometido a ningún “interrogatorio irregular” como consecuencia del secuestro.

Interrogado por la defensa de Fujimori, Del Castillo reconoció que pese a su situación de “secuestrado” fue revisado por un médico legista de los militares antes de ser puesto en libertad.

Del Castillo fue interrogado durante tres horas por la defensa de Fujimori, la fiscalía, los abogados de la parte civil y agraviada y los tres magistrados que integran el tribunal.

Por su parte, Fujimori en una breve intervención al final de la decimotercera audiencia del megajuicio, afirmó: “nunca ordené directivas para atentar contra la vida del presidente Alan García y su familia en el autogolpe del 5 de abril de 1992”.

Aseguró que siempre ha lamentado hechos de violencia política contra ciudadanos, “como los expresados aquí (en el juicio)”.

La sesión se inició poco antes de las 09H30 locales con el interrogatorio del fiscal José Pélaez a Del Castillo, quien es uno de los cinco testigos llamados por la parte civil para la audiencia en curso.

Fujimori, de 69 años, es procesado para determinar si es culpable o no de haber ordenado dos matanzas en Lima, donde murieron 25 personas, en 1991 y 1992, a manos de un escuadrón de aniquilamiento del ejército.

También el ex mandatario es acusado de abuso de poder por la detención irregular de un empresario y un periodista opositor a raíz del autogolpe de 1992, hecho que el ex mandatario asegura no haber ordenado. Precisamente Del Castillo fue convocado por los abogados del periodista Gustavo Gorriti.

Fujimori enfrenta además cuatro casos de corrupción y ya fue condenado a seis años de cárcel en diciembre por un allanamiento ilegal a una residencia privada que ordenó en 2000 y en el que se utilizó un falso fiscal.

You must be logged in to post a comment Login