Revancha en puerta cuanto se enfrenten Cargadores y Patriotas.

Una cuenta pendiente entre Patriotas de Nueva Inglaterra y Cargadores de San Diego será cobrada este domingo, cuando ambos equipos disputen la Final de la Conferencia Americana en el Gillette Stadium de Foxboro, Massachusetts, por el pase al Súper Tazón XLII.

Hace un año estos conjuntos se enfrentaron en el Juego Divisional, San Diego era marcado por muchos como el favorito para representar a la Conferencia Americana en el Súper Tazón XLI, después de finalziar la temporada regular con la mejor marca.

Cargadores recibió a Nueva Inglaterra en su casa, y todos los pronósticos estaban de su lado, inició a tambor batiente y se fue al descanso con cómoda ventaja que hacía soñar a sus aficionados con la victoria.

Pero enfrente Tom Brady regresó para llevar a Patriotas al triunfo, como lo hizo en los super tazones XXXIV y XXXVIII, en que fue nombrado Jugador Más Valioso.

Ahora los californianos tienen la oportunidad de pagarle a Nueva Inglaterra con la misma moneda, en la Final de la Conferencia Americana.

Patriotas es favorito después de un año de ensueño en que concluyó con récord de 16-0 y primer equipo en lograr esta hazaña, desde que se implementó el calendario de 16 juegos en temporada regular.

San Diego llega motivado después de vencer al campeón de la NFL Potros de Indianápolis en el Juego Divisional como visitante, no tiene nada que perder y sí mucho que ganar, pues de hacerlo acabaría con la temporada perfecta de Patriotas y llegaría a su segundo Súper Tazón en la historia de la franquicia.

Aunque hay algunos problemas, pues varias de sus figuras están lesionadas y aún no hay un cien por ciento de seguridad de que aparezcan el domingo en el emparrillado durante la Final de Conferencia.

Sus tres ases a la ofensiva, Phillip Rivers (quarterback), LaDainian Tomlinson (corredor) y Antonio Gates (ala cerrada), tienen problemas de salud en rodillas y tobillo, y trabajan a marchas forzadas para recuperarse.

Sabe que enfrente tiene al un equipo dispuesto a convertirse en la más grande dinastía de la NFL, y para vencer a Tom Brady con su poderosa ofensiva, deben estar en perfectas condiciones físicas y jugar de forma impecable.

La ofensiva número uno de la liga, la de Nueva Inglaterra, impuso una nueva marca de todos los tiempos al conseguir 589 puntos en la campaña, mientras San Diego sumó 412.

El arsenal con que cuenta Brady fue capaz de conseguir en promedio 411.2 yardas por partido y 36.8 puntos por encuentro, gracias a figuras como Randy Moss, Donte" Stallworth, Wes Walker y Laurence Maroney.

Defensivamente Patriotas también finalizó la temporada regular por encima de Cargadores con la cuarta mejor defensiva, mientras que los californianos fueron la décimo cuarta.

Esto es algo engañoso, pues en la División Este, Buffalo, Jets y Delfines, no están entre los mejores de la liga ofensivamente hablando, y Jacksonville la semana pasada desnudó sus problemas para frenar el juego terrestre.

Si LaDainian Tomlinson está en buenas condiciones y su línea ofensiva le proporciona huecos, puede ser un factor a favor de San Diego, que no debe permitir que Nueva Inglaterra tome una ventaja considerable en la primera mitad, pues será difícil remontar.

Ambas defensivas son similares en su esquema, utilizan tres linieros defensivos y cuatro linebackers, con estos últimos suelen mandar constantes cargas para presionar al pasador, prueba de ello fueron las 47 capturas que consiguió Nueva Inglaterra y las 42 que tuvo San Diego en la campaña regular.

Patriotas cuenta con un grupo de linebackers de gran experienc

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login