Supuesta “limpieza étnica” deteriora relación Italia-Rumania

Roma.- Las relaciones entre Italia y Rumania pasan por momentos difíciles debido a las supuestas expulsiones masivas de inmigrantes, en particular de rumanos y gitanos; el gobierno del primer ministro Romano Prodi negó exista una "limpieza étnica".

A finales de 2007, el gobierno de Italia aprobó un decreto urgente para la deportación de extranjeros por "motivos de seguridad", después de la muerte en Roma de una mujer italiana, asesinada presuntamente por un rumano.

Portavoces del ministerio del Interior aseguraron a Notimex que Italia no ha aplicado expulsiones masivas de inmigrantes, ni pretende hacerlo y recordaron que recientemente el ministro del Interior, Giuliano Amato, fue claro en ese sentido.

"Italia no está procediendo y no procederá con ninguna política de expulsiones de masas", declaró Amato.

Al comparecer en diciembre pasado ante el Senado, durante el debate sobre el nuevo "paquete de seguridad" del gobierno, dijo que Italia expulsó a 200 extranjeros desde que a inicios de noviembre fueron adoptadas medidas especiales tras el asesinato en Roma de Giovanna Reggiani a manos de un rumano.

"No hay que esperarse números de estadio; nosotros estamos ocupados en aislar a los sujetos peligrosos y hasta ahora han sido 200 las personas expulsadas", declaró.

Se trata, precisó, de personas "peligrosas", por lo que hablar de deportaciones "es impensable en un Estado de derecho".

Amato desmintió cifras de la prensa, según la cual serían miles los extranjeros, sobre todo rumanos y gitanos, los expulsados.

Asimismo, el pasado 8 de enero el ministro desmintió al presidente francés Nicolás Sarkozy, quien había asegurado que Italia y España habían pedido a París expulsiones colectivas de inmigrantes ilegales.

"No hagamos confusiones, los vuelos colectivos los organiza desde hace tiempo la Unión Europea para deportar a su patria a los inmigrantes clandestinos expulsados de diversos países", declaró Amato a los periodistas.

"Pero Italia no hará ninguna expulsión colectiva; con nosotros las expulsiones están reguladas por la ley Bossi-Fini, que prevé procedimientos específicos de expulsión, cada uno motivado en referencia a personas en lo individual y cada uno convalidado por la autoridad judicial", añadió.

"Todo contemplamos, excepto la posibilidad de expulsiones de masa o de grupo", subrayó.

Portavoces de la policía de Estado confimaron a Notimex que Roma ha expulsado solamente a 163 rumanos,considerados peligrosos, desde noviembre pasado.

Esa cifra, recordaron, fue confirmada por el ministro de Exteriores, Massimo D’Alema, quien la semana pasada realizó una visita oficial a Rumania para relanzar la relación bilateral, deteriorada tras el asesinato de Reggiani, que fue seguido por agresiones contra ciudadanos rumanos en Italia.

"En nuestro país no existe la limpieza étnica. En tres meses han sido emitidas unas 200 órdenes individuales de expulsión, motivadas y apelables ante un juez", dijo D’Alema.

Explicó que los rumanos expulsados han sido 163, pero que ello se debe a que la comunidad rumana es la más numerosa en el país de la bota.

"En Italia viven 800 mil rumanos, en Rumania hay 15 mil empresas italianas en las cuales trabajan otros 800 mil rumanos", declaró.

"No habrá ninguna expulsión de masa. Rumania es un país amigo y la violencia no tiene nacionalidad. Debemos conciliar el derecho de seguridad de los ciudadanos con la libertad de circulación", de

You must be logged in to post a comment Login