Controversia por rechazo en Maryland a licencias de conducir para indocumentados

Dirigentes comunitarios criticaron al gobernador de Maryland, el demócrata Martin O’Malley, por su rechazo a licencias de conducir a indocumentados y por proceder a la implementación de la ley federal “Identificación Real” (Real ID, en inglés).

“Creo que la decisión de O’Malley estuvo motivada por razones políticas, pero no nos mantendremos en silencio”, dijo Kim Propeack, directora de abogacía de la organización comunitaria Casa de Maryland.

“Es una traición y me siento decepcionada por esta decisión irresponsable y prematura”, dijo por su parte la legisladora estatal Ana Sol Gutiérrez, quien cuestionó el apresuramiento del gobernador por implementar el Real ID.
Agregó que posiblemente el gobernador O’Malley esté reaccionando ante una encuesta reciente que lo coloca con un bajo índice de popularidad y “ahora ve a nuestra comunidad como algo desechable y se olvida de sus posiciones, principios y promesas”.

O’Malley anunció el martes que Maryland debe cumplir con la nueva ley federal Real ID que requiere que los inmigrantes presenten su certificado de nacimiento, pasaporte u otro documento que pruebe su presencia legal en el país para obtener las licencias.
Maryland es hasta la fecha uno los pocos estados del país que permiten licencias de conducir para los inmigrantes indocumentados.

Autoridades de transporte de Maryland cumplirán con la implementación de la ley federal Real ID aprobada en 2005 por el Congreso para elaborar un documento seguro que se acepte como identificación para abordar aviones o ingresar a edificios federales, informó O’Malley.

En un año electoral en que el tema de inmigración es uno de los más mencionados, la decisión de O’Malley recuerda una medida similar que impulsó el año pasado gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, quien luego se retractó tras una gran controversia política.

La Administración de Vehículos Motorizados (MVA) de Maryland propuso dos categorías de licencias de conducir, una para los residentes legales y otro para los indocumentados, a los que se les hubiera requerido seguro de auto y la aprobación de un examen de manejo.

Sin embargo, O’Malley se opuso a la idea de que Maryland se convierta en una “atracción” para personas que buscan licencias por medios fraudulentos.
Pero los defensores de los inmigrantes afirman que muchas personas están manejando sin seguro y existen casos involucran más bien a funcionarios de la MVA que vendían licencias fraudulentas a los indocumentados.

La directora legislativa de la Oficina en Maryland de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Cindy Boersma, dijo que las regulaciones finales sobre el Real ID anunciadas el viernes pasado por el Departamento de Seguridad Interna (DHS) extienden hasta el año 2017.

El retraso de la implementación del Real ID hasta ese año demuestra que la ley es “inaplicable y peligrosamente defectuosa” porque viola la privacidad de los residentes de Maryland y “nos hace menos seguros”, señaló la activista, quien pidió a que Maryland se una a otros 17 estados en el rechazo al Real ID.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login