Iglesia Episcopal recibe oficialmente al padre Vidal Rivas

Más de tres mil personas presenciaron este sábado el recibimiento oficial del sacerdote salvadoreño Vidal Antonio Rivas por parte de la Iglesia Católica Episcopal, en una ceremonia litúrgica que tuvo lugar en la Catedral Nacional de San Pedro y San Pablo en Washington.

Rivas, un sacerdote que renunció de la Iglesia Católica Romana en 2001 y que ahora es casado, fue recibido oficialmente junto con diez diáconos —cuatro hombres y seis mujeres— que fueron ordenados sacerdotes por primera vez.

“Me siento con un reto muy grande por delante para seguir anunciando el Evangelio”, enfatizó Rivas mientras se dirigía con algunos feligreses hacia una pequeña estatua de monseñor Romero que se encuentra en la entrada del enorme templo de la avenida Wisconsin.

La Catedral Nacional se caracteriza por ser el sitio predilecto para celebrar misas fúnebres de presidentes estadounidenses y otras altas personalidades, pero que en esta ocasión hubo espacio hasta para decir parte de la misa en español.

Cientos de latinos llegaron especialmente ese día procedentes de las iglesias San Lucas, San Miguel y Todos los Ángeles, del Comité de Solidaridad Monseñor Romero y otros sitios de Maryland, Virginia y el Distrito de Columbia, para saludar a su líder espiritual.

Para Rivas el día de su recibimiento fue un día especial ya que el 19 de enero es el cumpleaños de su padre. También, la celebración de su primera misa episcopal este domingo coincide con las fiestas de su pueblo, San Sebastián, en el central departamento de San Vicente.

Además, en seis días se cumplirán 33 años que su abuela le regaló un Nuevo Testamento cuando él apenas tenía nueve años, libro que todavía conserva como una “herencia” a falta de recursos monetarios de su abuela.

Rivas fue recibido con el mismo alba (vestido blanco) con que fue ordenado sacerdote católico hace dieciséis años.

De igual forma a Rivas le llama la atención que fue recibido en esta oportunidad en la Catedral de San Pedro y San Pablo el día en que se cumplen cien años de que nació el ecumenismo, que es la búsqueda de la unidad entre las iglesias cristianas.

También para sus feligreses y amigos la aceptación oficial de su guía espiritual fue un acontecimiento único.

“El recibimiento del padre Vidal no es solo para él sino para toda la comunidad, ya seamos salvadoreños, centroamericanos o latinos en general porque todos hemos luchado junto con él. Se lo ha merecido siempre y ahora yo creo que hemos ganado todos y juntos seguiremos en la misión”, enfatizó la activista y educadora Lita Trejo.

Para el hondureño Juan Briones la confirmación de Rivas es una culminación en su vida pero también un gozo, particularmente entre los miembros del Comité de Solidaridad donde el sacerdote es el director espiritual.

“Creo que esta es una culminación en su vida, también una alegría para todas aquellas personas que siempre hemos confiado en él, porque el padre Vidal nunca ha dejado de atender a su comunidad en todo el ámbito espiritual, personal, y en cualquier momento que se necesita él llega”, remarcó Briones.

Walter Tejada, presidente de la Junta de Gobierno del condado de Arlington, Virginia consideró que la confirmación de Rivas como sacerdote de la Iglesia Episcopal es un orgullo no solamente para los salvadoreños sino para toda la comunidad del área metropolitana de Washington.

“Creo que esto es algo que todos merecemos compartirlo y

You must be logged in to post a comment Login