Murió a los 110 años el penúltimo veterano francés de la I Guerra Mundial

PARIS (AFP) – Uno de los dos últimos combatientes franceses de la I Guerra Mundial (1914-1918) que quedaba con vida murió este domingo a la edad de 110 años, anunciaron fuentes oficiales.

Nacido el 16 de octubre de 1897, Louis de Cazenave se alistó en 1916 y sirvió en el V Batallón Senegalés, con el que participó en la segunda batalla de Aisne, resultado de una ofensiva francesa que acabó en desastre para las fuerzas francesas.

Al regresar a la vida civil trabajó como ferroviario, casándose y convirtiéndose en padre de tres hijos antes de jubilarse y retirarse al pequeño pueblo de Brioude, en la región central de Auvernia.

Cazenave era el decano de los "peludos" ("poilus" en francés), como se conocía a los soldados de la Gran Guerra por el aspecto que les daba la dura vida en las trincheras.

El último superviviente francés de aquel conflicto es Lazare Ponticelli, nacido el 7 de diciembre de 1897.

"Murió como quiso morir, en casa", dijo el hijo de Cazenave, llamado también Luis, a la AFP. "Dejó de hablar ayer, tuvo una muerte tranquila. No sufrió en absoluto".

Cazenave será enterrado el martes en una simple ceremonia, lejos de la ceremonia con todos los honores que el antiguo presidente Jacques Chirac prometió para el último de los "peludos".

Su sucesor, el presidente francés Nicolas Sarkozy, hizo público un comunicado expresando el "pésame de la nación" a la familia de Cazenave y rindiendo homenaje a los 1,4 millones de militares franceses que murieron en la I Guerra Mundial y a los 4,5 millones que resultaron heridos.

You must be logged in to post a comment Login