Periodista descarta responsabilidad de Fujimori en juicio por dos matanzas

LIMA (AFP) – El periodista Ricardo Uceda, citado como testigo en el juicio al ex presidente peruano Alberto Fujimori, indicó no haber obtenido pruebas de que éste participara directa o indirectamente en dos matanzas en que murieron 25 personas a manos de un escuadrón de aniquilamiento del ejército.

“No tuve ninguna fuente que habló de la participación personal directa de Fujimori en los casos de (las matanzas de) Barrios Altos y La Cantuta”, dijo Uceda al tribunal al hablar sobre una investigación periodística que realizó sobre el grupo Colina, como se conoce al escuadrón de aniquilamiento.

“Fujimori no tuvo ni autoría material ni intelectual en este proceso (de Barrios Altos y La Cantuta)”, repitió Uceda (que no simpatiza con el fujimorismo) interrogado por el abogado defensor César Nakazaki.

“El grupo Colina no tenía orden superior para aniquilar a los estudiantes y el profesor de La Cantuta”, agregó Uceda, dejando entrever que sus miembros actuaron por cuenta propia sin respetar órdenes de sus jefes militares de sólo detener a los universitarios.

El comando era un instrumento para liquidar a supuestos senderistas y operaba de noche en forma “clandestina”, agregó Uceda, autor de ‘Muerte en el Pentagonito, los cementerios clandestinos del ejército peruano’, libro que analiza los casos de Barrios Altos y La Cantuta y que asegura que los grupos deaniquilamiento militar existían antes de la llegada al poder de Fujimori.

“En el Perú la actuación de Sendero Luminoso (SL, maoísta) y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA, guevarista) fue enfrentada con la ley y con guerra sucia, según testimonios directos de agentes del servicio de inteligencia del ejército a los que tuve acceso”, dijo Uceda.

“Eliminar detenidos terroristas era algo que se podía hacer bajo el convencimiento de que el poder judicial no funcionaba y esto ocurría bajo los tres últimos gobiernos”, desde 1980 a 2000 -Fernando Belaúnde, Alan García y Fujimori-, indicó Uceda, testigo convocado por la fiscalía, citando fuentes paramilitares.

Durante la audiencia el periodista entregó una pala que habría servido para enterrar a las 10 víctimas del caso La Cantuta, que le fue proporcionada por un ex miembro del Grupo Colina al que entrevistó y se identificó como Jesús Sosa. La pala tenía los colores de la bandera de España y era una donación de la cooperación española, propiedad de la Universidad La Cantuta.

En un punto del juicio el secreto profesional de los periodistas comenzó a ser cuestionado por el abogado de Fujimori, César Nakazaki, quien reprochó a Uceda que una posible condena dependerá de la transparencia de las fuentes.

El presidente del tribunal, el juez César San Martín, defendió la protección de fuentes a la que invocó Uceda, alegando que está por encima de otras consideraciones.

Además de Uceda el periodista Edmundo Cruz, que investigó junto a él el caso La Cantuta, ofreció su testimonio sobre la investigación realizada en 1992 y 1993, que puso bajo los reflectores la existencia del Grupo Colina y el hallazgo de los cadáveres.

Fujimori, de 69 años, que gobernó Perú de 1990 a 2000, ya fue condenado a seis años de cárcel en diciembre por un allanamiento ilegal a una residencia privada que ordenó en 2000 y en el que se utilizó un falso fiscal.

El ex presidente puede ser condenado a hasta 35 años de cárcel en caso de ser hallado autor intelectual de las dos matanzas ocurridas en 1991 y 1992.

La matanza de Barrios Altos en 1991 dejó 15 muertos durante una fiesta popular. La de la Universidad de la Cantuta en 1992 dejó nueve estudiantes y un profesor asesinados.

You must be logged in to post a comment Login