Alan García defiende el “gran capital” como motor de la economía

MADRID (AFP) – El presidente peruano, Alan García, defendió el martes la apertura de los mercados al “gran capital”, auténtico generador de inversiones y empleo, frente a las recetas “arcaicas” de modelos que dan prioridad al Estado, en alusión velada a países como Venezuela.

“El país que prospera es el país que atrae más capitales en la nueva economía”, afirmó García durante su intervención en un foro informativo en el segundo y último día de su visita oficial a España, dedicada principalmente a animar a los empresarios españoles a invertir en Perú.

El mandatario peruano hizo una encendida defensa de la nueva economía basada en las nuevas tecnologías y en la sociedad de la información, que “exige el fortalecimiento de los grandes capitales, de sus fusiones y de su desempeño a nivel mundial”.

García expresó su deseo de que Perú se convierta en un país atractivo y abierto para esos capitales a través de “la reducción de aranceles, la estabilidad económica”.

“Nuestro primer objetivo es crecer a través de las inversiones”, aseguró, recordando que Perú cuenta con unas reservas de divisas de 30.000 millones de dólares, que el país andino creció un 8,3% en 2007 o que siguen sin explotar el 96% de sus capacidades mineras, en un país “polimetálico”.

El mandatario peruano tampoco se olvidó de recordar el último hallazgo de 56.000 millones de metros cúbicos de gas natural realizado por la petrolera española Repsol-YPF en la zona de Camisea, en el sudeste de Perú.

Las reservas de gas de Perú garantizan el consumo interno “por más de 20 años, quizá 30, al mismo tiempo que exportamos una gran cantidad de gas a Monterrey y los Estados Unidos, y al mismo tiempo que instalamos tres plantas petroquímicas”, aseguró.

En su defensa de la apertura de mercados, García criticó la postura de los países que “el Estado sea el gran gestor, el gran inversor y +sancta sanctorum+ de la economía”.

“A eso se suma que algunos países tienen altísimos ingresos en razón de sus riquezas naturales, lo cual convierte, creen, en acertados sus planteamientos económicos”, afirmó el mandatario peruano, en una alusión a países como Venezuela y su presidente, Hugo Chávez.

“Lo que transamos es fundamentalmente inteligencia y cada vez o con menor precio, a pesar del esfuerzo del señor Chávez y sus amigos los árabes, los recursos materiales”, dijo Alan García.

“Yo creo que cerrar un país en torno a su riqueza por grande que sea lo priva de recibir el impulso de la inversión y la tecnología internacional que es muchísimo más grande que lo que tenga un país por rico que sea”, afirmó García, quien, no obstante, no se mostró alarmista respecto a la eventual exportación del modelo venezolano.

“No hay ninguna amenaza. Estos modos de pensar están en retroceso”, dijo, antes de insistir en que “el avance de la tecnología, la fuerza de internet, de lo satelital, el esfuerzo científico que eso permite y la movilización de capitales por trillones de dólares que eso lograr no tiene nada que ver con el pequeño esfuerzo de un gobernante de un pequeño país”.

“El problema es que el título presidente, a veces, convence a alguno que ser presidente es ser un hijo de Dios con capacidades taumatúrgicas y sobrehumanas y en el fondo, uno no es más que un ser humano como cualquiera, sujeto al contexto, sujeto a las imprudencias del mundo”, concluyó García.

El mandatario peruano, que regresa el martes a Lima, puso fin con este foro a los actos oficiales de su visita a Madrid, durante la cual se reunió con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y fue recibido por el rey Juan Carlos I.

You must be logged in to post a comment Login