El Vaticano descarta apertura de tumba de San Pablo

Ciudad del Vaticano.- El arcipreste de la Basílica de San Pablo Extramuros en Roma, Andrea Cordero Lanza de Montezemolo, descartó el lunes que El Vaticano tenga pensado abrir el sarcófago que contiene los restos del "Apóstol de los gentiles".

"Se ha informado al Santo Padre sobre la posibilidad de apertura pero se trata de un proyecto complicado porque la tumba está cubierta por una gruesa cubierta de ladrillos, por lo tanto se definió que antes de junio de 2009 no se hará nada", indicó.

En rueda de prensa en la oficina de información de la Sede Apostólica, el cardenal estableció que existe gran atención a nivel internacional por las investigaciones en torno al sarcófago que lleva dos mil años cerrado y se encuentra al centro del templo.

Agregó que la pared que cubre el sarcófago data al menos del siglo IV de nuestra era y servía como barrera ante las constantes inundaciones que sufría el templo cuando se desbordaba –varias veces al año- el río Tíber, ubicado a unos metros de la basílica.

"Tenemos allí un sarcófago de dos metros y medio de largo por un metro 30 centímetros de ancho que no fue abierto jamás en 20 siglos, los científicos establecen que todos los datos confirman que este debe contener los restos del evangelizador de Roma", apuntó.

Cordero Lanza presentó este lunes una serie de iniciativas relacionadas con el "Año Paulino", un periodo de 12 meses durante el cual la Iglesia católica celebrará la figura de San Pablo a dos mil años del nacimiento de una de las figuras más importantes del cristianismo.

Saulo de Tarso, mejor conocido como San Pablo, nació aproximadamente entre los años cinco y 10 después de Cristo, aunque la fecha más aceptada indica el año ocho. Murió en Roma en el 67 luego de permanecer prisionero por dos años.

Sobre su tumba, ubicada al sur de la actual ciudad de Roma, en el siglo IV el entonces emperador Constantino mandó construir un templo que con el paso del tiempo se convirtió en una de las metas de peregrinaje más importantes del cristianismo.

Aquel templo, con una serie de modificaciones y ampliaciones, es la actual basílica conocida como de San Pablo Extramuros. Históricamente se creyó que bajo el altar mayor del templo se encontraba la tumba del santo aunque no existían pruebas científicas al respecto.

El único documento arqueológico que refería la presencia en aquel lugar de la tumba era una placa de marmol con la inscripción "Pablo apóstol y martir". Bajo el altar en 2003 El Vaticano permitió a un grupo de arqueólogos realizar exacavaciones.

En 2007 el mismo cardenal Cordero Lanza informó que las excavaciones dieron resultado positivo y que se pudo comprobar científicamente la existencia de un sarcófago en ese lugar que, según todas las pericias, correspondería a la persona de Saulo de Tarso.

Quedó en suspenso la posibilidad de abrirlo y confirmar la existencia en su interior de restos humanos por argumentadas dificultades logísticas; ahora con el anuncio del Año Paulino los peregrinos deberán esperar para conocer el resultado de las investigaciones.

"Existe interés y la intención de utilizar las modernas técnicas para poder llevar a cabo las pesquisas pero por ahora no se habla, veremos en futuro", ponderó el arcipreste de San Pablo Extramuros.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login