Más de 12 mil puntos de venta de armas en frontera México-Estados Unidos.

Por Martín Takagui
Notimex

Tijuana, BC.- En la frontera con Estados Unidos existen más de 12 mil puntos de venta de armas desde donde se inicia el tráfico hacia el interior del país, informó el comisario general de la Policía Federal, Edgar Millán Gómez.

Entrevistado en la casa donde se descubrió un centro de entrenamiento de sicarios la noche del sábado, explicó que aún no se determina si existe relación alguna entre los protagonistas de la balacera del jueves pasado y el inmueble.

En un sótano oculto de la vivienda ubicada en el número 716 de la calle Reforma, colonia Independencia, se encontraron más de 34 mil cartuchos percutidos en una habitación habilitada como stand de tiro, así como diversas máquinas y herramientas para modificar armas.

El también coordinador regional de la Policía Federal en este municipio detalló que se trata de un arsenal que incluye equipo de alta tecnología que permitía afinar la destreza de los sicarios en el manejo de armamento.

Se habían encontrado centros de entrenamiento en otras partes del país, pero sin los niveles tecnológicos del hallazgo del fin de semana pasado, por lo que podría tratarse de una de las principales escuelas de asesinos del cártel de los Arellano Félix, consideró.

El lugar se encuentra totalmente aislado para evitar que el ruido de las detonaciones fuera percibido por los vecinos, y evitar así sospechas, destacó el funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

El frente del inmueble da hacia un costado de una escuela primaria ubicada en una colonia popular con calles de desniveles pronunciados, lo que facilitó la construcción subterránea de dicho centro de adiestramiento clandestino, expuso.

Hasta el momento se desconoce cúantos sicarios pudieron haber entrenado en ese lugar y existen presunciones de que los pistoleros del cártel de Tijuana fueron entrenados en ese lugar, indicó.

En esa casa, cuyo terreno es de aproximadamente 300 metros cuadrados, el stand subterráneo mide 15 metros de largo por siete de ancho, tiene aire acondicionado y tenía una bodega de cartuchos, cargadores y armas.

En ese sitio había también mascarillas antigases, audífonos para evitar molestias en los oídos durante las prácticas de tiro y restos de caucho de varios metros de largo para amortiguar los golpes de las ojivas y evitar rebotes que pusieran en peligro a quienes ahí se entrenaban.

Millán Gómez descartó que quienes trabajaban en la reparación y modificación de las armas, en su mayoría de origen estadounidense, sean ex militares pues existen muchos armeros que podrían desarrollar ese trabajo.

En ese taller había también decenas de cañones, percutores, resortes, cachas y cargadores de armas, donde las herramientas principales eran un torno y un taladro que servían para la elaboración de cañones de acero con los que modificaban las armas.

El funcionario federal abundó que continúan las investigaciones para determinar si el inmueble era rentado o propiedad de alguno de los narcotraficantes.

Reiteró el llamado de la Policía Federal al gobierno de Estados Unidos para que redoble los esfuerzos que de manera conjunta se efectúan en el combate al tráfico de armas, ante el creciente número de aseguramientos de armas y cartuchos.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login