Unicef pide salvar a 26 mil niños que mueren diario por enfermedades

París.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) llamó el martes a la comunidad internacional a aplicar medidas estratégicas de salud para salvar la vida de más de 26 mil niños que mueren a diario por enfermedades que pueden prevenirse.

En su reporte anual "Estado Mundial de la Infancia 2008: Supervivencia", el organismo denunció que cada año mueren en el mundo 9.7 millones de niños menores de cinco años por diversas enfermedades prevenibles, como diarrea, malaria o neumonía.

La mayoría de los decesos se dan en países pobres, principalmente en Africa, debido a la falta de recursos, tecnologías y medidas sanitarias de prevención adecuadas, según el reporte del Unicef, con sede en Ginebra, Suiza.

"La integración de los servicios esenciales para las madres, recién nacidos y niños, y la mejora sostenible de los sistemas nacionales de la salud puede evitar la muerte diaria de muchos de los más de 26 mil menores", afirmó Ana M. Veneman, directora ejecutiva de Unicef.

En el comunicado, difundido en la página web de Unicef, Veneran menciona la existencia de medidas sencillas y accesibles que podrían reducir la mortalidad infantil en países como Sierra Leona, Angola y Afganistán.

El organismo, dependiente de las Naciones Unidas (ONU), indicó que la mayoría de las naciones de Africa, el sur de Asia y Medio Oriente están muy lejos de cumplir los objetivo de la Cumbre del Milenio de reducir en 2015 la mortalidad infantil respecto a los niveles de 1990.

La directora ejecutiva de Unicef indicó que aunque los más recientes datos demuestran una reducción del 5.0 por ciento en la tasa de mortalidad infantil del mundo, la supervivencia de los niños va más allá de los números, por lo que los primordial son las acciones.

"El informe describe el impacto de medidas salvavidas simples, accesibles, inmunizaciones, fumigaciones o la distribución de suplementos de vitamina A, que han ayudado a reducir muertes de muchos niños en los últimos años", destacó.

"No puede ser posible que mueran más niños en los países pobres por una diarrea o complicaciones respiratorias, -que pueden ser tratados con facilidad en las naciones desarrolladas- que por una desnutrición o el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana)", agregó.

El reporte de Unicef destacó que el desafío global es asegurar que los niños tengan acceso a una continua revisión médica, a través de sistemas nacionales de la salud, que guíen a sus padres a prevenir enfermedades.

"Lo más difícil está aún por venir: intentar impulsar la esperanza de vida infantil en países asolados por el Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) y que sufren de gobiernos débiles y pobres sistemas de salud", advirtió el informe anual de Unicef sobre
la niñez.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login