Unico superviviente de accidente en que murió Diana niega conspiración

LONDRES (AFP) – El guardaespaldas Trevor Rees, único superviviente del accidente del 31 de agosto de 1997 en París en el que perdieron la vida Diana de Gales y su novio Dodi Al Fayed, negó el miércoles en Londres que formase parte de una conspiración contra la princesa.

“No soy parte de una conspiración para suprimir la verdad”, afirmó el guardaespaldas, que prestó testimonio por primera vez en el Alto Tribunal de Londres donde se lleva a cabo la investigación judicial sobre la muerte de Diana y Dodi.

Rees, que en el momento del accidente era empleado de Mohamed Al Fayed como guardaespaldas de su hijo Dodi, afirmó también que el motorista del vehículo en que viajaba la pareja, Henri Paul, no parecía borracho la noche del accidente, como concluyeron las investigaciones policiales francesa y británica.

“No puse atención a lo que tomaba, no pensé que se tratara de alcohol”, declaró Rees, cuyo rostro lleva aún las huellas del accidente en el Puente del Alma.

El padre de Dodi, Mohamed Al Fayed, cree que Diana y su hijo fueron víctimas de una conspiración de los servicios secretos británicos para impedir que la pareja se casara y ha afirmado que Rees miente al decir que no recuerda lo que pasó.

“Todo lo que he hecho es decir la verdad como la veo”, aseguró el único superviviente de la tragedia, quien reiteró que no recuerda casi lo ocurrido esa madrugada de 1997.

Por su parte, el padre Anthony Parson indicó el martes que Paul Burrell, el ex mayordomo de Diana, contactó a un cura católico para saber si la princesa podía casarse con un musulmán, pocos meses antes de su muerte.

Su testimonio, prestado durante una audiencia en el marco de la investigación judicial que se lleva a cabo en Londres sobre el deceso de Diana, parece corroborar las declaraciones de Burrell, quien ha asegurado que la princesa quería casarse hasta el día de su muerte con el cardiólogo paquistaní con el que había salido, Hasnat Khan.

El padre Parson, de la iglesia de las Carmelitas de Kensington, en el oeste londinense, aseguró que había sido invitado una noche de 1997 al domicilio del mayordomo y su mujer.

“En el transcurso de aquella velada, Burrell me preguntó. ‘¿Es posible para un musulmán casarse con una no católica en una iglesia católica?'”, explicó el religioso.

Sin embargo afirmó que desconocía la identidad del musulmán en cuestión.

Burrell había indicado la semana pasada que Diana le había preguntado sobre un posible matrimonio con el cardiólogo Hasnat Khan, pese a que en el momento de su muerte, la princesa salía con el egipcio Dodi Al Fayed, que también falleció en el accidente.

“No estoy seguro (de saber) exactamente por qué Paul Burrell me preguntó sobre esta cuestión, a la que yo no respondí porque fue más o menos en el momento de la muerte de la princesa de Gales”, afirmó el religioso durante la audiencia.

You must be logged in to post a comment Login