Uribe firma en Madrid un acuerdo de asociación estratégica con Zapatero

MADRID (AFP) – El presidente colombiano, Alvaro Uribe, firmó el miércoles un acuerdo de asociación estratégica con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en una visita de apenas un día a Madrid, en la que también se vio con la ex rehén de las FARC, Clara Rojas.

"Con este acuerdo nos situamos al máximo nivel de relación diplomática y política", aseguró Zapatero, en una rueda de prensa conjunta con Uribe, tras una reunión de apenas una hora en el palacio de la Moncloa, sede de la presidencia del gobierno español.

A la última parte de la reunión entre ambos mandatarios llegó la ex rehén de las FARC Clara Rojas, a la que Uribe y Zapatero saludaron, así como a su madre, a su hermano y a su hijo Emmanuel, de tres años, fruto de su relación con un guerrillero durante sus seis años de cautiverio.

"La presencia del presidente Uribe es especialmente significativa porque coincide con la presencia de Clara Rojas, liberada por fin por las FARC", afirmó Zapatero, antes de añadir que había transmitido a la ex rehén "la solidaridad del pueblo español por los años de cautiverio".

"He sentido una viva emoción por el saludo lleno de afecto a Clara y Emmanuel del presidente Zapatero", añadió Uribe, quien se encuentra en Madrid dentro de su gira europea que le ha llevado a París, Bruselas y finalizará en Suiza, donde la noche de este miércoles se reúne con la presidenta del país helvético, Micheline Calmy-Rey.

Durante su periplo europeo, Uribe ha querido explicar la necesidad de seguir calificando a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de "terroristas" y no de entidad "beligerante", como había solicitado el presidente venezolano, Hugo Chávez.

"En otros países latinoamericanos, las guerrillas combatieron dictaduras y no se financiaron del narcotráfico, en Colombia, estos grupos maltratan la democracia y se financian del narcotráfico. Toda amenaza de uso de fuerza, cualquier uso de fuerza por razones políticas, ideológicas, religiosas contra una democracia es terrorismo", afirmó Uribe en Madrid.

El presidente colombiano, que en ningún momento quiso entrar en polémicas con Chávez, reiteró su decisión de reactivar la mediación del grupo de países facilitadores (España, Francia, Suiza) en conjunto con la Iglesia Católica para lograr un canje de rehenes y una misión médica internacional que asista a los secuestrados por las FARC.

"Las gestiones que la Iglesia Católica, España, Francia, Suiza, la Cruz Roja Internacional, puedan adelantar y los acuerdos de garantías a que puedan llegar para que opere esa misión médica internacional, asista a los secuestrados y se evite que siga su deterioro físico serán respetadas totalmente por el gobierno colombiano", dijo el mandatario colombiano.

Sin embargo, las FARC ya han rechazado esta misión y siguen insistiendo en la necesidad de una zona de "despeje" militar de los municipios de Pradera y Florida, para tratar del canje de unos 40 rehenes civiles y militares de las FARC por unos 500 guerrilleros, algo a lo que se niega el gobierno colombiano.

"El despeje sería como permitir al terrorismo eludir a la fuerza pública", afirmó Uribe, recordando que los habitantes de la zona en cuestión le han pedido que no haya despeje.

El presidente colombiano, que había llegado en la noche del martes a Madrid, cumplió el miércoles una apret

You must be logged in to post a comment Login