Bolivia recurre al auxilio internacional para luchar contra las inundaciones

LA PAZ (AFP) – El Gobierno boliviano hizo un llamado de auxilio internacional para mitigar los efectos de severas inundaciones que han provocado 28 muertos, seis desaparecidos y 21.521 familias damnificadas y que se han agudizado en las últimas horas anegando poblaciones enteras.

Todas las regiones del país sufren de torrenciales lluvias desde noviembre, que han ocasionado la crecida y desborde de los ríos, y han puesto en vilo a la estatal Defensa Civil que se ve impotente de encarar por su medios la asistencia a los miles de afectados.

El director Nacional de Defensa Civil, general Jhonny Patzi, entregó a la AFP un balance, con el número de víctimas fatales y de familias que sufren por los fuertes aguaceros. El cálculo del gobierno es que cada familia está compuesta por un promedio de tres a cuatro personas.

En el último suceso el miércoles, el alcalde de La Paz, Juan del Granado, informó que “hemos verificado una persona muerta y tenemos dos personas desaparecidas”, tras el desborde de un río de un barrio residencial al sur de la ciudad de La Paz, lo que elevó a 28 los fallecidos.

Tras un decreto emitido el lunes por el presidente Evo Morales con el que declaró emergencia nacional, el ministro de Defensa, Walker San Miguel, pidió la asistencia de la cooperación internacional para enfrentar los desastres naturales.

“Ya hicimos la convocatoria a la cooperación internacional para que envíe técnicos evaluadores para que se definan con cuánto pueden ayudar”, afirmó el funcionario en una conferencia de prensa.

El Ministro de Defensa identificó como uno de los principales problemas para asistir a los damnificados la falta de helicópteros por lo que dijo haber “pedido a Brasil y Chile que nos faciliten” este tipo de aparatos aéreos.

San Miguel ratificó que las regiones más afectadas están en el Chapare, en el trópico central del departamento de Cochabamba, en Santa Cruz (este), en Beni (noroeste) y Chuquisaca (sur).

Según datos del viceministerio de Defensa Civil, Bolivia necesita unos 30 millones de dólares para atender a los damnificados y encarar tareas de prevención ante los pronósticos de que las lluvias no cesarán hasta marzo.

Los diarios locales reportaron que las comunidades de Puerto Villarroel y Puerto Aurora, en la zona cocalera del Chapare, están inundadas y aisladas, por lo que la gente se halla sobre los techos de sus casas y en las copas de los árboles.

El alcalde de Puerto Villarroel, Porfirio Quispe, hizo un llamado desesperado “para salvar vidas” a través de radio Panamericana y pidió la intervención inmediata del Gobierno con el apoyo de helicópteros.

“Hay poblaciones incomunicadas y aisladas, lo que nos preocupa es salvar vidas porque no podemos llegar hasta esos lugares ni en botes por la fuerza del agua. Necesitamos sí o sí helicópteros para salvar vidas, es desesperante la situación”, argumentó.

En el pujante departamento de Santa Cruz la crecida de los ríos Grande y Piraí afectó a seis de las 15 provincias, y un informe del influyente diario El Deber reportó un nuevo muerto, una persona arrastrada por las aguas del río Piraí cuando cayó de un puente en el que trabajaba.

También están inundados varios barrios en las afueras de esta ciudad donde los vecinos tienen dificultades para transportarse porque están virtualmente con el agua hasta las rodillas, según el diario.

En La Paz las lluvias también causaron estragos, entre ellos la caída de varias casas por el deslizamiento de un cerro en una zona periférica de la ciudad.

“Se han derrumbado 11 casas en el valle de Alpacoma afectando a unas 18 familias, sin víctimas fatales pero con pérdidas económicas considerables”, dijo a la AFP el comandante de la unidad de Bomberos de La Paz, Roberto Tórrez, que socorrió a los damnificados.

Las lluvias también han provocado en el departamento de Cochabamba el derrumbe en tres puntos de la vital carretera que une las ciudades de Santa Cruz y La

You must be logged in to post a comment Login