Papa pide a medios evitar ser “megáfonos” de materialismo

Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI pidió el jueves a los medios de comunicación que eviten ser "megáfonos" del materialismo económico y del relativismo ético, que calificó como "plagas" de esta época.

"¿Resulta sabio dejar que los instrumentos de la comunicación social sean sometidos a un protagonismo indiscriminado o terminen en manos de quien los usa para manipular las conciencias?", se cuestionó.

El mensaje a los comunicadores del mundo fue dado a conocer este jueves por la sala de prensa del Vaticano, durante la celebración de la festividad de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas católicos.

El texto fue escrito por el Papa con motivo de la 42 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, y en el cual analizó la realidad general de los medios informativos.

Asimismo, el obispo de Roma ponderó el amplio impacto de esos medios en la vida de la sociedad moderna y advirtió sobre los peligros de su mal uso.

Reconoció que gracias a una "vertiginosa evolución tecnológica" estos instrumentos han adquirido "potencialidades extraordinarias" poniendo, al mismo tiempo, "nuevos e inéditos interrogantes y problemas".

"No falta, por desgracia, el riesgo de que ellos se transformen en sistemas encaminados a someter el hombre a lógicas dictadas por los intereses dominantes del momento", indicó.

"Es el caso –agregó- de una comunicación usada para fines ideológicos o para la colocación de productos de consumo mediante la publicidad obsesiva".

Según Joseph Ratzinger, muchos comunicadores se escudan en el pretexto de que sus productos "representan la realidad" y en ese argumento se basan para "legitimar e imponer modelos distorsionados de vida personal, familiar y social".

Cuando la comunicación pierde el anclaje ético y se sustrae del control social, añadió, termina por no tener más en cuenta la centralidad de la dignidad del hombre, arriesgándose a incidir negativamente sobre su conciencia y condicionar las elecciones de las personas.

Deploró además la existencia de productores y realizadores mediáticos que recurren "sin prejuicios" a la transgresión, a la vulgaridad e incluso a la violencia con el único objetivo de favorecer la audiencia y el llamado "raiting".

"Se observa cada vez más con fuerza cómo la comunicación parece tener la pretensión no sólo de representar la realidad, sino de determinarla gracias al poder y a la fuerza de sugestión que posee", ponderó.

Benedicto XVI calificó a esta tendencia como una "peligrosa mutación", la consideró un reto moral y advirtió que "no todo lo que es técnicamente posible es éticamente practicable".

El mensaje pontificio también dedicó varios párrafos a reconocer el aporte de la prensa a la humanidad al permitir la circulación de noticias, la difusión del saber, la socialización y el desarrollo de la democracia entre los pueblos.

Además, admitió que sin su aporte "sería verdaderamente difícil" favorecer la comprensión entre las naciones, el diálogo por la paz, garantizar al hombre el bien de la información, defender la libre circulación del pensamiento, la solidaridad y la justicia social.

A los comunicadores les solicitó tener "coraje" para transformarse en intérpretes de las instancias culturales modernas para vivir la actual época comunicativa "no como tiempo de aliena

You must be logged in to post a comment Login